La batalla energética

Los grupos parlamentarios emplazan al PP a definir sus preferencias

Los distintos grupos parlamentarios, incluido el socialista, emplazaron ayer al PP a concretar sus preferencias ante la ofensiva que mantiene viva para vincular los intereses de Gas Natural en esta operación con la apuesta política que se habría hecho desde el Gobierno central y el tripartito catalán. 'El PP debe decir qué piensa, ya que tan activo estuvo en imaginar todo tipo de fábulas sobre esta operación', mantuvo el portavoz socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. 'Supongo que ahora no pensarán que la nueva opa es un pacto entre el Gobierno español y el alemán', ironizó.

Rubalcaba señaló las dos condiciones básicas a las que debe atenerse una operación económica de este calado: que se rija por las reglas del mercado y que el Gobierno actúe pensando en los usuarios y también en el sector energético, dado el interés estratégico que éste tiene para España.

En una línea parecida se pronunciaron ayer los dirigentes del resto de las formaciones. El secretario general de Esquerra Republicana, Joan Puigcercós, señaló que si la operación de la empresa Eon prosperara, habría quedado demostrada una victoria del PP 'ya que ha estigmatizado a una empresa catalana Gas Natural'. En este supuesto, prosiguió Puigcercós, 'la política habría ganado a los intereses empresariales'. Puigcercós recordó que el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, blandió la Constitución española y se preguntó: '¿Acaso ahora va a salir con la Constitución europea en la mano?'.

El portavoz de Iniciativa per Cataluña, Joan Herrera, lanzó otro reproche al PP: 'Le preocupaba una opa catalana y ahora no le inquieta una alemana', señaló.

El grupo más cauteloso fue el de CiU. Su portavoz, Josep Antoni Duran i Lleida, señaló que cualquier operación 'que beneficie a los accionistas y a los consumidores, bienvenida sea'. A juicio de los nacionalistas catalanes, 'la decisión sobre la opa la van a adoptar los mercados'.

Rajoy dice ahora que prefiere un grupo español

'Me gusta que las grandes empresas españolas sean gestionadas por españoles y sean de dueños españoles. Claro que me gusta. Pero nadie se puede oponer a que los accionistas de dos empresas privadas tomen las decisiones que quieran', afirmó ayer en el Senado el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, al ser preguntado por sus preferencias sobre la opa sobre Endesa.

Rajoy añadió que su partido estará junto a 'los consumidores y la competencia' ante esta opa, al tiempo que reprochó al Gobierno central que haya actuado como 'aprendiz de brujo' y haya abierto 'la Caja de Pandora' al 'politizar' la opa que lanzó Gas Natural.