Entrevista a Fernando Fournon, presidente de Telefónica I+D

"Investigar es como meterse en un laberinto"

Telefónica es la empresa española que más invierte en innovación, una tarea en la que desde 1998 trabaja en exclusiva su filial Telefónica I+D. Fernando Fournon, su presidente ejecutivo, defiende el modelo de I+D de la operadora, orientado a la innovación tecnológica y la mejora de la Red. Espera que los nuevos planes de la UE y el Gobierno español ayuden a reducir la burocracia en el acceso a las ayudas y mejoren la colaboración con las Universidades, y destaca que la posición de su empresa como la que más investiga se debe a que en España no existen industrias que realicen esta tarea.

Un estudio de la Unión Europea señala que sólo 13 de las 700 empresas de la UE que más invierten en innovación son españolas. La primera de ellas es Telefónica, que se sitúa en el puesto 40, con un desembolso en I+D de 461 millones de euros en 2004. Pero el proceso que lleva a la innovación tecnológica es complejo y el desarrollo de productos como Imagenio ­servicios pioneros de televisión a la carta a través de ADSL que ya han logrado más 200.000 clientes y cuya tecnología ha comenzado extenderse en el extranjero- puede llevar años de trabajo.

Fernando Fournon explica que la fuente de ideas está en ¢las universidades, los centros de investigación como CSIC o el MIT, los suministradores de productos industriales -que por su propia naturaleza son los que más hacen I+D-, los clientes y las operadoras (…). Nosotros adaptamos estás ideas para realizar una investigación aplicada, se hace un desarrollo, una invención, un prototipo, lo pruebas, ves si aquello tiene interés, y entonces empiezas a hacer todos los procesos necesarios para poder hacer un prelanzamiento comercial. Entonces, para nosotros, termina la innovación tecnológica¢.

Parece fácil, pero pocas empresas llevan a cabo esta tarea, con el coste que ello supone para la economía. La inversión en I+D se considerada clave para lograr ser competitivo, y España el nivel de gasto (0,93% del PIB) sigue muy lejos del de la UE, y ésta, a su vez, está distanciada de Japón y EE UU. Uno de los factores del retraso español parece la escasa participación del sector industrial en la innovación, lo que hace posible que una empresa como Telefónica, más relacionada con los servicios, sea la que más invierte. ¢La investigación y el desarrollo de producto se debe hacer en la industria, pero aquí en España no la hay. Que nosotros seamos la primera empresa en este campo siendo una operadora de telecomunicaciones que ha alcanzado una dimensión internacional muy grande, puede ser porque en este país no hay un Nokia, no hay un Siemens, un Ericsson¢, señala Fournon.

El presidente ejecutivo de Telefónica I+D afirma que para la operadora investigar es fundamental por tres motivos. Una son los clientes que ¢se han acostumbrado a demandarnos cada vez más, y piden a voces lo que quieren, una demanda que si no atendemos será recogida por otros¢. El salto tecnológico, con la popularización de la banda ancha y las nuevas tecnologías móviles a la cabeza, es otra razón que fundamenta la inversión de la operadora en investigación. ¢Va a haber una gran variedad de oferta, la revolución del vídeo en el móvil está a la vuelta de la esquina, la demanda es de momento muy incipiente pero tengo gran esperanza en ello¢. Por último, la inversión en I+D se ve impulsada por la competencia, ¢que está aquí y nos obliga a estar en la cresta de la ola¢.

¢Sólo llega a buen puerto un 10% de las investigaciones¢

Una vez que una empresa se decide a investigar debe tener en cuenta los diferentes modelos existentes. ¢El modelo que funciona en Telefónica I+D se centra en la creación de productos y servicios, en estar en la vanguardia, colaborar en el establecimiento de estándares internacionales, asistir a los foros, promover nuevos productos, incorporar mejoras en nuestra red¢. Pero a menudo el dinero invertido no se traduce en un producto o servicio, algo que según Fournon sólo sucede en el 10% de los casos. "Investigar significa meterse en un laberinto, en el que a veces inicias caminos que no llevan a ninguna parte y te ves obligado a retroceder ".

Para evitar que esto desincentive a las empresas que quieran invertir en I+D, las autoridades europeas han incluido en el séptimo Programa Marco de Investigación para el periodo 2007-2013, que también deberá abordar el problema del exceso de burocracia que lastra las investigaciones. "Nosotros podemos dotarnos de una infraestructura legal para asumir los costes de la burocracia, que se sigue percibiendo como excesiva, pero para las pymes es más difícil mantener esa estructura, necesaria tanto para presentar un proyecto como para realizar el seguimiento (…) No tenemos tan claro que se vayan a simplificar las cosas, aunque sabemos que Bruselas es consciente del problema".

En el 20% de los programas CENIT

Los expertos señalan como otro de los problemas de España en materia de I+D la baja implicación del sector educativo en los trabajos de innovación que desembocan en nuevos productos. Desde Telefónica I+D la colaboración con las Universidades es constante, pero el deseo de la operadora es que ¢la relación sea más intensa, y se centre en grandes proyectos de colaboración¢. ¢El Gobierno ahora lo está impulsando con los programas Cenit, con proyectos a cuatro años, algo muy interesante para mantener la relación e incorporar la investigación paulatinamente¢.

CENIT es una de las tres patas en las que se basa el programa Ingenio 2010, aprobado por el Gobierno para fomentar la innovación y el uso de las nuevas tecnologías. Contempla proyectos financiados al 50% por el sector privado y público, en los que se invertirán 1.000 millones de euros en los próximos cuatro años. En estos proyectos la presencia de Telefónica I+D es preponderante, según cuenta Fournon: ¢de los 53 que se han presentado nosotros participamos en 11. Cinco de ellos los lideramos, directamente los hemos promovido y se corresponden con nuestras líneas de actividad prioritarias. En los otros seis nos han invitado otros sectores y otras industrias¢.

¢El 90% de nuestro trabajo se basa en plataformas libres

El 40% de los desarrollos del Grupo Telefónica que han dado lugar a derechos de propiedad industrial corresponden a resultados de proyectos realizados por Telefónica I+D. Este porcentaje se eleva al 65%, si nos referimos a lo solicitado en los dos últimos años (2004 y 2005). La operadora, empresa española que más invierte en innovación, y dispone de una cartera de más de 3.000 productos protegidos en materia de propiedad industrial e intelectual, de los que más de la mitad son patentes y diseños industriales.

En cuanto a los derechos de propiedad intelectual sobre los desarrollos de software, todos han sido generados por Telefónica I+D. La compañía tiene intereses tanto en el campo del software libre como en el propietario, por lo que resultaría afectada si la UE legalizara la patentabilidad del software.

Fournon considera que ¢tiene que ser posible la convivencia de los dos modelos. El software libre es tan imprescindible como lo es el método científico en general, en el que tú publicas las cosas y de alguna manera tienen que ser reproducibles por otro equipo de investigación para que sean validadas. Yo creo que esa comunidad de intereses libre es imparable¢.

DRM: flexibilidad y confianza

Telefónica I+D trabaja también con una de las tecnologías que más demanda va a tener en el futuro, la que permite controlar qué hacen los consumidores con los contenidos en formato digital que adquieren. La investigación de la operadora en sistemas de gestión digital de los derechos de autor o tecnologías DRM se mueve en tres campos: el de los estándares internacionales (caso de Open Mobile Alliance para móviles), el de estándares de facto (caso de Microsoft DRM en PCs) y con tecnologías propietarias de última generación, como las que se han creado e incorporado en Imagenio.

"Debemos garantizar que nuestras redes son seguras y que nuestros contenidos son seguros. Debemos establecer una relación de confianza con los clientes y con los proveedores de contenidos, no podemos fomentar el pirateo, sino promover productos de calidad. Si entramos en el mundo del vídeo es algo obligado, porque si no las productoras no van a confiar en nosotros", afirma Fournon. Pero la clave en este campo parece consistir en encontrar un punto medio que no resulte demasiado restrictivo para el consumidor sin que ello suponga dar facilidades para la piratería. "Los DRM deben proporcionar flexibilidad sin quebrar la confianza", afirma el directivo de Telefónica.