Telefonía

La CE investiga la financiación de la CMT con cargo a las compañías telefónicas

La Comisión Europea está investigando el sistema de financiación en España de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), según el undécimo informe anual sobre el sector publicado ayer por el organismo comunitario.

Bruselas constata que durante 2005, como en los años anteriores, 'los costes operativos de la CMT son más bajos que el dinero recaudado a través de una tasa administrativa'. Las compañías de telecomunicaciones, según indica el departamento de Sociedad de la Información de la Comisión Europea, 'temen que el superávit generado no está revirtiendo en el sector'.

Bruselas recuerda que, según las directivas comunitarias, los gravámenes al sector para financiar el regulador sólo pueden cubrir los costes administrativos de su labor. En ningún caso se trata de generar ingresos adicionales para las haciendas públicas.

España ha ajustado a la baja la tasa que aplicará durante 2006, que pasará del 0,15% al 0,125% de los ingresos netos de cada operador. Aun así, el departamento de la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, indica que 'los servicios comunitarios van a continuar escrutando el asunto'.

Bruselas tampoco se muestra satisfecha con las consecuencias del traslado de la CMT a Barcelona. La Comisión lamenta que el cambio haya supuesto la pérdida de la mitad de la plantilla especializada, y cree que esa circunstancia puede explicar el retraso de España en analizar la competencia en varios tramos del sector de las telecomunicaciones. El informe de Reding, no obstante, describe un sector en expansión, con un crecimiento durante 2005 del 8,2% 'y una mejora de la situación financiera de los operadores'.

La telefonía móvil, en concreto, alcanza ya una penetración del 94%, por encima de la media europea. El despegue es más lento en la banda ancha (10,5% de penetración), aunque fue el segmento del mercado más dinámico durante 2005. La penetración de la banda ancha, sin embargo, está por debajo de la media europea.

España lidera el cambio de operadora

España es el país de la Unión Europea donde más personas cambiaron de compañía durante 2005 manteniendo su número de teléfono, tanto en fijo (1,7 millones de clientes) como en móvil (6,1 millones). El undécimo informe de la Comisión Europea sobre el sector de las telecomunicaciones critica, en cambio, el número de bucles locales (el tramo de la red telefónica que llega hasta cada aparato) abiertos a la competencia. Telefónica señaló ayer que el año 2005 'ha sido clave para el despegue de esta tecnología', porque alquiló más 350.000 líneas a otras compañías.

España ocupa ya el quinto lugar de la UE en desagregación del bucle y fue el país que registró un mayor aumento porcentual el año pasado.