Siderurgia

Uno de los principales accionistas de Arcelor insta a negociar con Mittal

El fondo de inversión Atticus Capital, uno de los cinco primeros accionistas de Arcelor, con un 1,3% del grupo siderúrgico, instó ayer a los responsables de la compañía a negociar con Mittal Steel para llegar a un acuerdo en la opa lanzada sobre la empresa.

El fondo trasladó ayer sus exigencias al máximo responsable de Arcelor, Guy Dollé, a través de una carta firmada por el presidente de Atticus Capital, Timothy R. Barakett, y su vicepresidente, David Slager, en la que se muestran 'muy defraudados' por la continua negativa del consejo de la siderúrgica luxemburguesa a valorar la oferta de Mittal.

'Creemos en las convincentes ventajas industriales y financieras de la transacción, que supondría sinergias y beneficios estratégicos para todos los participantes en un sector necesitado de consolidación', argumentan en defensa de la opa.

ARCELORMITTAL 25,06 2,35%

Por este motivo, instan a Arcelor a 'considerar objetivamente las ventajas de la transacción con Mittal Steel y a entablar negociaciones con el fin de maximizar su oferta'. A su juicio, una transacción pactada sería beneficiosa para todas las partes implicadas y, seguramente, podría servir para que Mittal mejorara su oferta, que asciende a 18.600 millones de euros.

Los responsables de Atticus Capital (que también controla un 0,5% de Mittal Steel) concluyen su misiva recordando el deber que tiene el consejo de Arcelor de velar por los intereses de los accionistas y advirtiendo de que defenderá a sus clientes en la junta general de la siderúrgica del próximo 28 de abril y, en su caso, ante los tribunales.

Luc Sheer, portavoz de Arcelor, afirmó que ésta es la única carta que han recibido en contra de la operación y que no tienen noticias de otros inversores, informa la agencia Bloomberg.

Tras el lanzamiento de la opa, el presidente de Mittal Steel, Lakshmi Mittal, ha reiterado que cuenta con el apoyo de los principales fondos con acciones en Arcelor. No obstante, tiene que hacer frente a la oposición de los gobiernos de Luxemburgo (primer accionista de Arcelor con un 5,6% de la empresa), Francia y España.