Aurelio Martínez

'Las líneas de crédito del ICO se agotarán en octubre'

El Instituto de Crédito Oficial acaba de lanzar al mercado la mayor línea de préstamos empresariales de la historia. Aurelio Martínez recalca cómo 'el mejor instrumento del Gobierno para combatir la pérdida de competitividad es fomentar la inversión'

Catedrático de economía en excedencia, este zaragozano, de 58 años, ha conjugado su saber académico con puestos en la administración central (director de gabinete en Presidencia de Gobierno en 1991) y regional (consejero de Economía de la Generalitat Valenciana en 1993). Aurelio Martínez conversa con Cinco Días sobre el dinamismo de la economía española y el papel de los créditos del ICO para reforzar la inversión, en la institución que preside desde 2004.

¿Se colocarán los 8.000 millones de euros de las nuevas líneas para 2006 puestas en marcha por el Instituto de Crédito Oficial?

Seguro. Las inversiones en bienes de equipo siguen fuertes. En 2005 ya elevamos de 3.000 a 4.000 millones la línea para pymes ante la gran demanda. A ese ritmo inversor calculamos que las líneas para este año se agotarán en octubre. Así me lo han confirmado las entidades financieras que colaboran con el ICO, que se han marcado objetivos ambiciosos. El Santander, por ejemplo, se ha propuesto liderar la utilización de los créditos. Quiere absorber el 20% de toda la línea de pymes, que este año hemos elevado a 7.000 millones.

El objetivo para próximos ejercicios es prolongar los créditos durante todo el año. Lo razonable es que las empresas acudan a la línea a lo largo del año cuando tengan necesidad de invertir. Ahora nos consta que están esperando a que salga la línea para no quedarse sin dinero. Ello puede generar procesos de distorsión de inversiones no deseados.

¿El esfuerzo hecho es grande?

Sin duda. Hemos duplicado el presupuesto. Sólo con la línea para pymes superaremos este año por primera vez los 100.000 préstamos. Tendremos el mejor termómetro de inversión en pymes del país. En 2006 vamos a financiar el 20% de toda la inversión en bienes de equipo en España. Es, sin duda, la operación de financiación más grande hecha por ningún gobierno.

¿Cómo queda la línea para internacionalización?

Acabará siendo con el tiempo la segunda del ICO en importancia. El año pasado sacamos sólo 100 millones. Para 2006, ofrecemos 500 millones y le daremos mucha publicidad para que las empresas la conozcan bien. Es importante apoyar a las empresas en una fase compleja como la apertura al exterior.

¿Y para las medianas empresas?

Acabamos de lanzar una nueva línea. Hasta ahora teníamos la de pymes de hasta 1,5 millones de inversión; a partir de 6 millones de inversión podemos operar directamente con cada empresa. Sin embargo, entre 1,5 y 6 millones no teníamos nada. Con la nueva línea las medianas empresas tendrán la posibilidad de acercarse al ICO para crecer de tamaño, algo que es importante.

¿Hay prevista otra nueva línea para 'emprendedores'?

Es para dar impulso a los que están empezando. Les daremos uno o dos años de carencia, dependiendo del proyecto. Esta posibilidad se ha explotado poco. Intentaremos implicar a las sociedades de garantía recíproca (SGR). En tramos en los que estás con mucho riesgo como los emprendedores es bueno que estén las SGR implicadas también. Están subvencionadas, además, por los gobiernos autónomos. Con las universidades queremos fomentar la financiación de parques tecnológicos. De hecho, estamos en conversaciones con algunas. En la medida en que nos presenten un proyecto podremos financiar una parte como la construcción del parque.

¿El ciclo económico se alargará?

Esperamos un freno en la construcción, que se compensará con obra civil y un repunte de las exportaciones una vez que Europa repunte. Lo previsible es que el PIB crezca entre 3% y 3,5% en 2006 y 2007, como ahora. Los beneficios empresariales seguirán altos. El diferencial de IPC también permanecerá dado que crecemos más que la UE.

¿Es buena una reforma del impuesto de sociedades a cinco años?

Quizá sea excesiva la gradualidad de la rebaja tributaria prevista para las pymes pero es vital ir paso a paso para asegurar la recaudación fiscal. La reforma será positiva en general y ayudará a simplificar las deducciones.

¿Cómo afectará a las pymes una nueva subida de tipos de interés?

Los mercados están apostando que llegarán sólo al 2,75% o 3% este año desde el 2,25% actual, y poco más en 2007. Con estas subidas las pymes no se van a resentir ni tampoco las familias.

'Sin las cajas estaríamos ahora en un oligopolio'

Martínez es un gran defensor de las cajas de ahorro en el sistema financiero. 'No entiendo por qué se critica que las cajas sean accionistas de los bancos. Hoy un banco puede comprar también indirectamente una caja, a través de la adquisición de una red de oficinas. ¿Y qué es un banco o una caja sino su red? Este es un debate al que hay que quitar hierro. En España, las cajas han jugado un gran papel. El mercado financiero es fruto de un proceso de concentración loable, que ha creado instituciones muy competitivas. Sin embargo, imaginemos esta concentración sin las cajas como en Reino Unido. Sin ellas estaríamos en un oligopolio. Moraleja: las que han incentivado la competencia han sido ellas. Si no existieran, todo estaría más concentrado, porque el sector tiene muchas economías de escala que le incentivan a integrarse', dice.

Destaca también la estrategia en la industria. 'La historia demuestra que las participaciones industriales de las cajas son más estables que las de los bancos. Esto es clave para mantener un accionista de referencia en empresas estratégicas. Un accionista que evite opas, que cuente con una acción de oro real, no estatal. Por ejemplo, La Caixa no ha hecho otra cosa mejor que cuando entró en Gas Natural'.

Martínez insiste en que el ICO no es un competidor para la banca: 'Nos ven a veces como competidores cuando somos sus mejores colaboradores. El ICO no quita a la banca las cuentas de pasivo ni el descuento de letras ni los seguros y, además, comparte el riesgo en los préstamos que conceden a terceros. Es verdad que les imponemos márgenes pequeños. Pero, si no haces eso para ayudar a las empresas ¿para qué estamos?'