Macroeconomía

La economía española crece un 3,4% en 2005 mientras que la europea se ralentiza

La economía española creció un 3,4% en 2005, tras repuntar un 0,9% en el cuarto trimestre del año, una décima más que en el trimestre precedente. La zona euro fue mucho menos dinámica y se ralentizó respecto a 2004. Su PIB creció un 1,3% en 2005, ocho décimas menos que el año anterior. Además, Alemania constata su estancamiento.

La economía española se estabiliza como resultado de una contribución menos expansiva de la demanda nacional, compensada por la aportación menos negativa del sector exterior, explicó hoy el Instituto Nacional de Estadística.

El aumento del PIB en 2005, que coincide con la última previsión del Gobierno, fue el resultado de un crecimiento del 3,3% en el primer trimestre; del 3,4%, en el segundo; y del 3,5%, en el tercero y cuarto, según el indicador avanzado. El dato definitivo se conocerá el próximo día 22.

De confirmarse el indicador adelantado, el crecimiento de la economía española en 2005 (3,4%) sería el más alto registrado desde 2001, cuando alcanzó el 3,5%.

La euro zona, menos dinámica

El PIB de la zona euro creció un 1,3% en 2005, ocho décimas menos que en el año anterior y 0,3% más que el trimestre precedente. La economía de la Unión Europea en conjunto creció un 1,6%, también ocho décimas menos que el año precedente y un 0,4% más que el trimestre anterior, según los datos provisionales publicados hoy por la Oficina de Estadística de la Unión Europea (Eurostat).

Entre los países de la UE, el que registró un crecimiento del PIB más elevado fue Lituania, con un aumento del 8,2% respecto al año anterior.

Además de Lituania y España, Finlandia fue otro de los más dinámicos, al registrar un crecimiento anual del PIB del 2,5%, seguido de Austria, con un 2%; y de Reino Unido, con un 1,7%.

Los ministros del Eurogrupo reconocieron que los resultados del cuarto trimestre de 2005 son peores de lo esperado, pero mantienen un "optimismo prudente" sobre la consolidación del crecimiento en 2006, y no ven "elementos" que indiquen una desaceleración.

Abogaron por acelerar las reformas estructurales para aprovechar la bonanza económica prevista durante el año 2006, con el objetivo de consolidar el crecimiento; y consideran que una subida de tipos de interés en marzo "no tendrá un efecto negativo" sobre la recuperación, según explicó hoy el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

Alemania se enfrenta a la recesión

Alemania también ha anunciado hoy sus cifras anuales de crecimiento. Su PIB aumentó un 0,9%, según los datos publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística. El estancamiento del cuarto trimestre del año confirma el regular ejercicio que ha vivido Alemania en 2005.

En 2004, el PIB creció un 1,6% tras caer un 0,2% el último trimestre, por la debilidad del consumo. Esta caída en la expansión económica confirma que Alemania se encuentra cada vez más cerca de un periodo de recesión.