La batalla energética

'Nunca hemos tenido nada en contra del carbón'

El pacto entre Gas Natural e Iberdrola sobre la opa incluye la compra por parte de la eléctrica de dos grandes centrales de carbón de Endesa (As Pontes y Teruel), lo que podría obligarle, según fuentes del sector, a cambiar el discurso verde que mantuvo durante los meses en que las empresas del sector negociaron el Plan Nacional de Asignación (PNA) del Protocolo de Kioto. En ese proceso, Iberdrola abogó por que se otorgaran más derechos a las nuevas centrales de gas que a las de carbón.

Sin embargo, su consejero delegado, Ignacio Sánchez Galán, aseguró ayer que 'Iberdrola nunca ha estado en contra del carbón'. De hecho, la empresa tenía previsto montar una central de este tipo en Escombreras, pero el último Plan Energético Nacional primó los ciclos combinados y la empresa se vio obligada a cambiar el proyecto original por uno de gas.

Respecto a la reforma que el Gobierno está preparando para antes de julio de 2007, Galán manifestó su 'firme voluntad de trabajar en la búsqueda de soluciones'. La reforma, que debe incluir, según sus palabras, una 'nueva metodología de tarifas, la creación de una demanda a plazo, subastas de electricidad y medidas sobre derechos de emisión', debe perseguir 'una mayor liberalización, con la desaparición de las tarifas industriales en 2007'. Esta reforma, en su opinión, supondrá 'un importante esfuerzo de clientes y compañías'.

ENDESA 17,84 0,73%