æscaron;ltima

Porcelanosa irrita a sus rivales al desmarcarse de la feria del sector

Francamente disgustado se le notaba ayer al presidente de Cevisama -el certamen sectorial de pavimentos y revestimientos cerámicos que se celebra anualmente en Feria Valencia- por la ausencia un año más de la empresa líder del sector, Porcelanosa. 'Estoy frustrado por no haber conseguido que vengan', dijo Armando Ibáñez. 'Sería lógico que la empresa del sector más importante del mundo estuviera en la feria que se celebra en su tierra', añadió resignadamente a continuación el presidente de Cevisama, que poco a poco fue dando mayor muestra de malestar. 'No me imagino que en Barcelona se hiciese una exposición internacional de productos de baño y no acudiera Roca', dijo Ibáñez.

'Lo malo no es que no sólo no acuda a esta feria, sino que organice una exhibición de sus productos en sus instalaciones justo una semana antes de Cevisama, porque de los 10.000 visitantes, la mayoría extranjeros, que según ellos acuden a su cita, seguramente muchos dejarán de venir a la feria porque no pueden quedarse toda una semana', dijo Ibáñez que, como el resto del comité organizador de Cevisama, es empresario del sector, en este caso de Saloni.

La deserción de Porcelanosa de Cevisama se remonta a finales de la década de los noventa, cuando la empresa con sede en Vila-real (Castellón) optó por no acudir a este certamen, en el que se concentran la totalidad de las azulejeras españolas y un gran número de las grandes firmas extranjeras, entre ellas las italianas. Porcelanosa dijo entonces que la institución ferial no le facilitaba todo el espacio que necesitaba para exponer la totalidad de su catálogo. Porcelanosa sustituyó esta tradicional cita con los compradores por unas jornadas en sus propia instalaciones.

El presidente de Cevisama lamenta que Porcelanosa se ausente de la feria de 'su tierra', pero la firma dice que no hay capacidad para exponer su producto

Aunque tras el parón Porcelanosa volvió a exponer en Cevisama tres años, lo hacía con poco interés y el año pasado decidió volver a ausentarse. Según un portavoz de la azulejera que saltó a la fama de la mano de Isabel Presley, 'no se trata de que despreciemos a la feria, sino de nuestra política comercial, ya que nuestros productos los distribuimos en gran parte a través de nuestras tiendas propias Porcelanosa tiene más de 400 tiendas en todo el mundo. Además, la feria no tiene capacidad para que nosotros podamos exponer toda nuestra oferta como nos gustaría'. El hecho es que Porcelanosa ya no es solamente una fábrica de azulejos, son ocho empresas que van desde los revestimientos cerámicos hasta los muebles de cocina, baño o complementos. En otras palabras, a la firma le resulta más práctico llevar a los compradores a sus instalaciones que ir a la feria.

Lo que está claro es que esta política comercial no sienta nada bien al sector, que además recuerda que la marca castellonense sí acude a la feria italiana de Cersaie (la más importante del mundo), así como al salón Construmat de Barcelona. 'Cersaie es una cuestión de imagen por ser un certamen muy centrado en la cerámica, por lo que no implica tanta complejidad', dicen fuentes de Porcelanosa, que niegan querer perjudicar a Cevisama celebrando esta semana sus jornadas cuando la feria se celebra del 7 al 11 de febrero.