Laboral

La plantilla de Ericsson España convoca ocho días de huelga

Los trabajadores de Ericsson España pararán durante ocho días, entre febrero y marzo, contra las condiciones laborales planteadas para 1.400 empleados de servicios. El grupo ha decidido concentrar sus cinco empresas en sólo dos, y no comenta la posibilidad de que haya despidos.

Dirección y representantes sindicales de Ericsson España están citados esta mañana en el Instituto Laboral de la Comunidad de Madrid. Se trata de un trámite, recogido en el convenio del Metal, previo a la convocatoria de una huelga. Y es que los trabajadores han respaldado un calendario de ocho jornadas de paro de 24 horas entre el 10 de febrero y el 17 de marzo.

Ambas partes negocian desde hace medio año fuertes cambios en el área de servicios. La multinacional del sector de las telecomunicaciones quiere simplificar su estructura en España y armonizar las condiciones laborales de 1.400 personas. Pero la mesa se rompió a finales de diciembre.

Ericsson está formada por cinco compañías en España: Ericsson España (1.672 empleados), creada en 1990; New Telco Networks (164), constituida en 2002 a partir del área de desarrollo de redes; New Telco Services (326), que entra en el grupo tras la firma de un contrato de mantenimiento de red con Amena en 2003; Enditel (379), adquirida a Endesa en 2004; y New Telco O&M (182), fundada en 2005 para servir a Auna. Sus planes pasan por integrar 180 trabajadores de Ericsson España y a la totalidad de los efectivos de las otras cuatro en una sola firma de servicios.

'No albergamos esperanzas de que mañana por hoy se acerquen posturas ante el mediador, por lo que haremos oficial la convocatoria de huelga', declaran desde el comité de empresa. Ericsson, por su parte, mantiene su hoja de ruta.

Las entidades afectadas presentan condiciones dispares en salario, jornada, complementos o categorías. La propuesta de la directiva es que los 1.400 trabajadores actúen bajo el paraguas del convenio del Metal, con aumentos de hasta 59 horas en la jornada anual y nuevos horarios.

'Tratamos de igualar las situaciones en que operan distintas firmas englobadas en Network Services Solutions', cita un portavoz de Ericsson. 'Creemos que la propuesta mejora las condiciones laborales de la mayoría, pero en contra hay 180 personas de Ericsson España porque a ellas se les mantienen', añade la empresa.

El beneficio aumenta un 24% en 2005

El ambiente tenso en cuestiones laborales que vive Ericsson en España contrasta con el optimismo que se desprende de los resultados globales. Y es que su actividad de servicios, los pedidos procedentes de América y el fortalecimiento de los márgenes operativos han tirado al alza de las ventas y del beneficio.

La multinacional sueca ha cerrado 2005 con una facturación de 16.400 millones, lo que representa un crecimiento del 15% respecto a 2004. En cuanto a las ganancias, cifradas en 3.596 millones, han mejorado en un 24%.

Ericsson manifestó ayer que el cuarto trimestre ha sido especialmente positivo para sus actividades, con un 52% de incremento en el beneficio respecto al mismo periodo de 2004 (hasta 919 millones) y un impulso en las ventas del 16% (hasta sumar 4.941 millones).