Construcción

Las constructoras piden a Fomento resolver las incertidumbres legales

Las principales constructoras aprovecharon ayer unas jornadas para reclamar al Ministerio de Fomento que resuelva los diversos frentes normativos abiertos en el sector para eliminar la incertidumbre. La ley de contratos públicos, la de subcontratación y los efectos contables son las principales preocupaciones.

El plan de infraestructuras (PEIT) diseñado por Fomento para los próximos 15 años (249.000 millones) recibió ayer los halagos de las constructoras. Pero también las reclamaciones porque debe servir como 'marco estable', la palabra más repetida ayer en la jornada organizada por Deloitte, OHL y ABC. La inversión debería 'desgranarse paulatina y progresivamente', apuntó Francisco Javier Gayo, presidente de Sacyr, división constructora de Sacyr Vallehermoso.

Debería, además, 'despejar los escollos para que se cumplan los plazos' y 'adaptar los sistemas de contratación a nuevas parámetros', como los criterios de desarrollo sostenible, apuntó Juan Ignacio Entrecanales, presidente de Acciona Infraestructuras.

Los frentes normativos abiertos preocupan por sus efectos al sector. La ley de contratos públicos, la norma sobre la siempre polémica subcontratación y el impacto de las normas contables en las concesiones, enumeró José Mayor Oreja, presidente de FCC Construcción, son incertidumbres que pueden ensombrecer la actividad. A esto se unen los riesgos como la falta de financiación pública o la pérdida de fondos de la UE. Paliar los riesgos y resolver las incertidumbres es papel de Fomento, coincidieron ayer las constructoras.

Batalla contable

En las concesiones, el modelo actual para autopistas es mejorable, según las empresas. El consejero delegado de Cintra (filial de Ferrovial), Juan Béjar, lanzó para el debate dos propuestas: ligar la revisión de tarifas a la renta per capita en vez de a la inflación y alargar los plazos de las concesiones, ahora en 40 años por ley, hasta más de los 70. Esto supondría volver a sacar la concesión al mercado con lo que la Administración obtendría nuevos ingresos. Aplicar los dos puntos movilizaría, según Béjar, el triple de recursos que ahora.

Al margen, uno de los aspectos más preocupantes para las autopistas es el impacto de las nuevas normas internacionales de contabilidad (NIC), que ya es caballo de batalla para el sector. Tener que contabilizar los gastos financieros en los primeros años y no a lo largo de la concesión penaliza las cuentas y el valor de los activos. Esto es un 'error' y 'pone en riesgo' la recepción del país de inversiones futuras, apuntó el presidente de Sacyr Vallehermoso, Luis del Rivero, como ponente espontáneo.

Convencer a Solbes para la reforma de las autovías

Ante un auditorio abarrotado, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, afirmó ayer que 'los plazos se están cumpliendo' en los contratos para mejorar y mantener las autovías antiguas. Según el sector, el ministerio había transmitido que los primeros contratos podían salir este semestre y luego explicó que los trámites para tramos que no necesitan declaración de impacto ambiental (11) y para los que sí (7), lo retrasan. La ministra destacó que ha convencido al vicepresidente Pedro Solbes para financiarlo con un peaje en sombra adaptado (pago según la calidad de servicio).