Resultados

Las pérdidas de Air Europa recortan un 50% el resultado de Globalia

El alza del crudo, las nuevas rutas a China y la competencia feroz del bajo coste empujaron a Air Europa a unas pérdidas de 20 millones de euros en 2005, lo que partió a la mitad el resultado de Globalia.

El grupo turístico Globalia, presidido por Juan José Hidalgo, sufrió en su propia casa las incesantes subidas del petróleo en 2005. Su compañía Air Europa, que ha tenido en los últimos años un beneficio de más de 20 millones de euros, terminó el ejercicio pasado con unas pérdidas de 20 millones de euros, lo que minó el resultado bruto del grupo Globalia hasta 18,8 millones frente a los 41 millones de 2004. La previsión del resultado neto después de impuestos será de entre 10 y 12 millones de euros, frente los 30 millones registrados en 2004.

Hidalgo explicó que pese a estos peores resultados 'el grupo está satisfecho del cierre final'. Las ventas han avanzado un 23,4% hasta los 2.598 millones de euros. 'Nosotros contabilizamos el resultado en el mismo año y no provisionamos a cinco años como hacen otras compañías', advirtió. Esta política conservadora, añadió, 'favorece que nuestras finanzas están saneadas y apenas tenemos deuda de cara a nuestra próxima salida a Bolsa',

La delicada situación financiera de la aerolínea coincide con la salida de su subdirector, Gerardo Ariño. A los rumores del sector que apuntan que su marcha corresponde a los malos resultados de la compañía, Hidalgo respondió que 'se va por iniciativa propia y responde a sus deseos de vivir en Nueva York' donde Ariño tiene una sociedad de turismo receptivo. Hidalgo insistió en que 'la culpa de los malos resultados de Air Europa no es de nadie sino del alza del petróleo' que ha supuesto cerca de 30 millones de euros.

Gerardo Ariño, que lleva diez años en la compañía y ha realizado cambios profundos en la empresa, confirmó que su salida es personal y que 'ya hace cinco años estaba pensando en irse a EE UU donde tiene a parte de su familia'. Se lamentó que su salida 'coincida con los malos resultados de la aerolínea y no con los altos beneficios de años atrás'. Ariño mostró su gratitud a Hidalgo 'por estos años y lo definió como un empresario a imitar'.

Al mando de Air Europa seguirá María José Hidalgo como directora general, hija del fundador, quien de momento no piensan cubrir el puesto vacante de subdirector. 'El hecho de que Air Europa haya tenido números rojos obedece principalmente al precio del crudo pero también a sus continuas inversiones en las nuevas rutas que ha abierto hacia China', comentó el presidente del grupo. A este destino ha recortado algunos vuelos, aunque mantendrá cuatro semanales que espera ampliar en primavera.

La puesta en marcha de estas nuevas rutas ha supuesto para la compañía un peso en sus cuentas de resultados de tres millones de euros. También ha influido su expansión hacia los países del Este, que ha restado otros seis millones de euros a su cuenta de resultados. La renovación de los aviones ha afectado igualmente. 'Tenemos la política de que nuestra flota sea la más joven del mercado, y hemos acometido una gran inversión en ella', apuntó.

Los huracanes en México también tuvieron algo que ver en las cifras del grupo turístico. Los fuertes ciclones afectaron su tráfico aéreo en verano y en octubre lo que le obligó a realizar varias repatriaciones de turistas afectados que, según Hidalgo, supusieron 'elevados gastos'.

Pero hay otra razón que explica las pérdidas de Air Europa. La competencia de los vuelos baratos ha puesto en jaque a las aerolíneas de siempre como Air Europa.

El director general e hijo del presidente, Javier Hidalgo dijo que 'Air Europa ha actuado como una aerolínea de precios económicos en estos últimos años y, aunque haya enriquecido muchas destinos españoles pero no ha recibido ninguna clase de ayuda', comentó. En el resto de negocios, como la red de agencias Halcón y Ecuador se espera que sigan ampliando oficinas en España y Portugal hasta 1.400 agencias este año.

Reinventar el modelo aéreo para competir

Globalia tiene pensado salir a Bolsa a medio plazo, aunque ayer sus responsables no comentaron nada sobre su salida al parqué. 'Estamos en un periodo de inicio y todavía no tenemos nada que comentar', señaló Hidalgo. Para afrontar las pérdidas de Air Europa y competir con las low cost , Globalia se plantea recortar gastos en las rutas no estratégicas como ha comenzado a hacer en China. 'No tenemos pensado reducir costes laborales sino sólo ajustar los servicios menos rentables', explicaron los Hidalgo. Para afrontar el mercado de vuelos baratos, Globalia estudia, además, competir en precios e imitar de alguna forma el modelo de las low cost 'adaptando el precio a la oferta y la demanda del mercado, comentó Javier Hidalgo. 'De esta forma apostaremos por la ocupación', añadió.