'Telecos'

Bruselas permite a España lanzar los operadores virtuales de móvil

Luz verde al móvil virtual en España. Bruselas respaldó ayer, aunque con algún matiz, la intención de la CMT de obligar a Telefónica Móviles, Vodafone y Amena a abrir sus redes a terceras compañías. El regulador confía en que los nuevos operadores contribuyan a reducir las tarifas.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha tenido que fajarse con dureza para convencer a la Comisión Europea de la necesidad de introducir operadores virtuales de móvil en España. La notificación oficial de la medida, cursada el pasado 30 de diciembre, no satisfizo plenamente a Bruselas y la CMT tuvo que aportar nueva documentación el 13 y el 18 de enero.

Ayer, finalmente, la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, 'respaldó con comentarios' la propuesta de la CMT 'para regular el mercado móvil de acceso y origen de llamadas en España', según explicó ayer su departamento en una rueda de prensa.

Kroes considera probado que, tal y como defiende la CMT, los tres operadores presentes en el mercado español (Telefónica Móviles, Vodafone y Amena) disfrutan de una posición de dominio colectivo en el mercado mayorista de telefonía. Es decir, un oligopolio que les anima a no permitir la entrada de nuevos operadores que utilicen sus redes.

Kroes: 'La decisión de la CMT beneficiará a 40 millones de consumidores'

Bruselas, sin embargo, duda que esta descripción pueda mantenerse si entra un cuarto operador en el mercado. Y recuerda con insistencia que Xfera dispone de una licencia para operar desde marzo de 2000, aunque todavía no haya llevado a cabo su lanzamiento comercial.

'La CMT debe vigilar estrechamente los efectos sobre la vigencia de esta posición de dominio colectivo de una posible entrada de Xfera en el mercado durante 2006', ha pedido Kroes por escrito al presidente de la CMT, Reinaldo Rodríguez Illera.

La postura de la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, era mucho más dura. Su departamento considera prematura la autorización de operadores virtuales en España. El equipo de Reding se muestra reacio, en general, a la multiplicación 'virtual' de operadores, por temor a que reduzcan la rentabilidad de las infraestructuras actuales sin comprometerse a realizar nuevas inversiones.

Los dos departamentos han mantenido un tenso enfrentamiento en el que han acabado imponiéndose las tesis de Kroes. Bruselas acepta que el mercado minorista de telefonía móvil en España se caracteriza por 'un nivel elevado de precios, una evolución limitada de las tarifas y, sobre todo, una elevada rentabilidad para los tres operadores'.

Esa conclusión permite a la CMT imponer a las tres compañías dominantes la obligación de abrir sus redes a las empresas de telecomunicaciones que presenten 'ofertas razonables'. El regulador español indicó ayer que 'en breves fechas' aprovechará esta posibilidad, aunque se propone 'actuar sólo en caso de conflicto entre los operadores'.

129 compañías disponen ya del derecho legal a ofrecer sus servicios en España, pero ninguna había conseguido hasta ahora que algún operador les alquilase su espectro. La CMT sostiene que 'denegando ese acceso, los tres operadores se reservan un mercado minorista de gran rentabilidad'.

Como prueba, el organismo de Rodríguez Illera ha presentado en Bruselas datos sobre la estabilidad de la cuota de mercado de Telefónica (53,4%), Vodafone (28,7%) y Amena (17,9%); la similitud de su modelo de negocio (basado en la captación de clientes mediante ofertas de aparatos y no de reducción de precio), y la evolución paralela de sus tarifas. Una esclerosis llamada a desaparecer, según la comisaria Kroes: 'La decisión de la CMT permitirá aumentar la competencia y beneficiará a 40 millones de consumidores en España'.

La CMT duda que Xfera opere en marzo

La pieza clave para la autorización del móvil virtual ha sido Xfera. O más bien, la ausencia de Xfera. Telefónica, Vodafone y Amena suelen invocar su inminente llegada como un elemento decisivo para aumentar la competencia. Y Bruselas coincide en que el lanzamiento de Xfera, previsto para el 31 de marzo, socavaría la justificación para autorizar el móvil virtual. Pero según la documentación recabada por la Comisión Europea durante enero, 'la CMT duda que, a la vista de anteriores retrasos, Xfera sea capaz de cumplir su objetivo'. Más aún. El regulador español augura que 'ni siquiera la entrada de Xfera (suponiendo que se produzca) desafiará la colusión tácita entre Telefónica, Vodafone y Amena'.

La CMT y el Gobierno español, sin embargo, no están exentos de culpa, según la CE. Bruselas 'enfatiza' que Xfera dispone desde marzo de 2000 de una licencia que no usa. Y en su escrito de ayer, la Comisión, sin mencionar la revocación de esa licencia, 'invita a las autoridades españolas a explorar las medidas apropiadas para garantizar un uso eficiente del espectro disponible'. Xfera, precisamente, puede ser la más perjudicada por el móvil virtual y el sector especula con que renuncie a operar. A ello se añaden las dificultades de Hutchison -hipotético socio de la operadora- para recaudar fondos con los que invertir en Xfera, tras los sucesivos retrasos en la salida a Bolsa de su filial italiana.