Bolsas

Wall Street cae con fuerza por los resultados

Las Bolsas han cerrado la semana de la peor manera posible. Europa sufrió las mayores caídas desde octubre. En EE UU el descalabro fue mayor. El Nasdaq cayó un 2,23%, el peor registro desde agosto de 2004, mientras que el Dow Jones se dejó el 1,91% y el S&P 500, un 1,78%, caídas no vistas desde mayo de 2003 y septiembre de 2003 respectivamente.

Hace una semana, los expertos daban por hecho que Wall Street afrontaba la mejor racha de resultados empresariales de su historia. Ahora parece que no va a ser para tanto. De momento, pesos pesados como Intel, Yahoo, Motorola, General Electric y Citigroup ya han defraudado las previsiones del mercado. El hecho es que las empresas estadounidenses llevan ya 10 trimestres consecutivos registrando un crecimiento de los beneficios de dos dígitos. En la historia del S&P 500 esto sólo había sucedido en otras dos ocasiones, a comienzos de los setenta y a mediados de los noventa.

Los expertos del mercado piensan, de hecho, que la Bolsa ya ha corrido tanto en los dos últimos años que apenas hay sectores con verdadero potencial de revalorización, salvo el de tecnología y telecomunicaciones.

Pero una cosa es el potencial y otra la realidad. El hecho final es que las telecos vuelven a ser la oveja negra del mercado europeo en el año. Las pérdidas han cundido en valores como France Télécom (11%), Deutsche Telekom (6,8%) y Vodafone (5,98%). La tecnología tampoco atraviesa su mejor momento. La alemana Getronics se encargó a comienzos de semana de enfriar los ánimos al reconocer el incumplimiento de sus objetivos de beneficios en 2005. La firma cae un 7,1%.

Al otro lado del Atlántico, el año había empezado con una fuerza muy superior a la de Europa, pero el impulso se ha borrado de un plumazo. El Dow Jones ha entrado en el territorio de los números rojos (-0,47%) tras caer el 2,69% en la semana.

Citigroup (-4,6%) ha sido el primer gran banco en decepcionar al mercado, al ganar un 2% menos de lo esperado. Los inversores aún confían en que esto no sea un anticipo de lo que espera en el año. General Electric (-3,8%), la segunda mayor empresa del mundo por capitalización, también decepcionó. Pero lo cierto es que JPMorgan estuvo pronosticando durante la segunda mitad de 2005 que los beneficios empresariales en 2006 iban a ser nulos.

Esta dinám ica viene acompañada de un poderoso repunte del precio del petróleo. El Brent llegó al viernes a marcar 69 dólares por barril, superando así el máximo histórico intradiario. Cerró en 66,4. El origen de esta enésima escalada, que supone ya el mes del 13%, está en la crisis diplomática con Irán, que ha desafiado a la ONU al reactivar su programa nuclear.