Estatuto

El tripartito espera obtener del Gobierno hasta el 50% del IVA

El consejero de Economía de Cataluña, Antoni Castells, advirtió este viernes de que el Gobierno tiene aún recorrido para mejorar su propuesta de financiación y favorecer un próximo pacto global sobre el Estatuto. Las fuerzas del tripartito esperan que el Ejecutivo ceda hasta el 50% del IVA, posibilidad que ya se ha barajado en la negociación.

El Gobierno se ha guardado una última carta en la manga para evitar que su propuesta definitiva sobre financiación sea rechazada por los partidos interesados en que prospere el Estatuto. Consciente de que las ejecutivas convocadas este viernes por CiU y por ERC dificultaban un acuerdo global sobre la reforma antes de su celebración, se ha reservado su oferta final para este fin de semana. A partir de entonces, habrá que esperar, sobre todo, a la reacción de Convergència i Unió y a comprobar si ensaya o no una táctica dilatoria para rentabilizar mejor un hipotético acuerdo sobre el Estatuto. Hasta que CiU no se defina con claridad, Esquerra e Iniciativa tampoco bendecirán el pacto definitivo.

Este viernes se multiplicaron los contactos telefónicos entre el portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los representantes del PSC, CiU, ERC e IC en la negociación. Todos ellos confían en que el Gobierno termine mejorando su oferta de financiación, para la que observan cierto recorrido en la participación de Cataluña en los rendimientos impositivos.

El Gobierno ya ha puesto sobre la mesa su disposición a aumentar hasta el 50% la cesión del impuesto sobre la renta y de los impuestos especiales, así como a trasladar a Cataluña el IVA en fase minorista, siempre condicionado a la autorización de Bruselas. Ahora, ERC, CiU e IC confían en obtener hasta el 50% del IVA, frente al 35% actual, y en conseguir ciertas garantías de que los mecanismos de solidaridad establecidos en el sistema de financiación no dañen la situación de Cataluña en el ranking de renta.

En las últimas semanas se han dado avances decisivos en los capítulos claves de la negociación, circunstancia que estrecha el margen de CiU para boicotear el acuerdo. A través de los múltiples contactos bilaterales y de las tres reuniones multilaterales celebradas recientemente, se han alcanzado posiciones comunes en estos puntos: la jerarquía normativa entre el futuro Estatuto y la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (Lofca); la bilateralidad, mediante el reforzamiento de la comisión mixta Estado-Generalitat; el aumento de la capacidad normativa; la creación de una agencia tributaria consorciada con la del Estado; el aumento de los tramos autonómicos impositivos; la mejora de las inversiones estatales en infraestructuras; la revisión de los mecanismos de solidaridad y la aproximación gradual del modelo de financiación a los regímenes forales.

CiU confía en un pacto para el lunes

El secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, sostuvo este viernes que la federación nacionalista ve todavía 'un pequeño margen' para cerrar un acuerdo 'digno' con el PSOE en torno al Estatut el próximo lunes, para lo que se dedicará todo el fin de semana a detectar si hay 'una puerta abierta para un pacto' y 'aprovecharla'.

Aún así, Durán advirtió que 'nadie piense que la voluntad de diálogo significa que CiU tiene cerrado un acuerdo y no es capaz de decir que no'.

Tras reunirse la permanente de CiU con Artur Mas, Jordi Pujol, Xavier Trias y el propio Duran, y la comisión ejecutiva posterior, la federación acordó dejar en manos de la cúpula del partido la decisión sobre si se puede avanzar en el Estatut o si CiU ve imposible el acuerdo, por lo que no está previsto que se celebre ninguna nueva reunión de la ejecutiva nacionalista en los próximos días.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, advirtió ayer que el tiempo de la negociación se ha acabado y es la hora de tomar decisiones.