_
_
_
_
_
Medicamentos

Pfizer, Merck y GSK afrontan la pérdida de siete patentes

La primera farmacéutica europea, GlaxoSmithKline, y las dos primeras de Estados Unidos, Pfizer y Merck, afrontan este año la pérdida de los derechos de patente sobre siete fármacos con ventas millonarias.

Los mayores laboratorios del mundo se enfrentan este año a la pérdida de patentes sobre medicamentos cuyas ventas anuales suman más de 10.000 millones de euros, según estimaciones del banco de inversión Merrill Lynch.

Las multinacionales farmacéuticas cada vez tienen más difícil la defensa de sus patentes por la presión popular y el incesante trabajo de abogados contratados por las principales compañías de medicamentos genéricos.

En particular, la primera farmacéutica europea, GlaxoSmithKline (GSK) y las dos mayores estadounidenses, Pfizer y Merck, pueden perder este año 6.897 millones de euros de negocio si pierden sus derechos de venta exclusiva sobre siete fármacos, lo que podría afectar de forma especialmente negativa a los gigantes estadounidenses, que durante 2005 han iniciado una dura etapa de reestructuración.

GSK, que esta semana ha admitido su interés por adquirir la biotecnológica Serono, perderá este año posiblemente la patente de Flonase (contra alergias) y Zofran (contra dolencias estomacales), dos medicamentos que en 2004 supusieron un negocio conjunto de 1.551 millones de euros, aproximadamente.

Peor lo tienen las dos mayores farmacéuticas de Estados Unidos. Merck perderá los derechos de venta en exclusiva de Zocor (contra el colesterol), Timoptic (glaucoma) y Proscar (contra dolencias de próstata), fármacos que supusieron en 2004 unas ventas cercanas a los 3.326 millones de euros. A la pérdida de este negocio se suma el descrédito y la caída de la facturación tras el caso Vioxx. Merck anunció a finales del pasado año una reducción de plantilla de 7.000 empleados y el cierre de cinco de sus 31 fábricas. La empresa retiró del mercado el 30 de septiembre de 2004 su fármaco Vioxx, con el que consiguió en 2003 unas ventas de 2.500 millones de dólares. La farmacéutica anunció la retirada de este medicamento tras admitir que su consumo podría provocar dolencias cardiovasculares, incluso infartos. El laboratorio estadounidense afronta más de 6.000 denuncias por el uso de Vioxx.

Por otro lado, Pfizer, que afronta la pérdida de las patentes sobre los medicamentos Zoloft (un antidepresivo con 2.500 millones de euros en ventas) y Ellence (contra el cáncer, cerca de 50 millones de euros de facturación anual), puede beneficiarse de que Merck pierda a su vez la patente de Zocor. Pfizer vende Lipitor, también contra el colesterol, el fármaco más vendido del mundo (más de 10.000 millones de dólares anuales de negocio) y la entrada en el mercado de genéricos de Zocor beneficiaría a Pfizer.

Aun así, la mayor farmacéutica del mundo tendrá que hacer frente a la pérdida de las patentes mencionadas y aguardar que otras empresas de genéricos vuelvan a intentar el fin de la patente sobre Lipitor (las compañías Ranbaxy y Ratiopharm lo han intentado ya en los tribunales). Pfizer inició el pasado año un plan de reducción de costes.

Astrazeneca cae en Bolsa más de un 4%

El laboratorio europeo Astrazeneca perdió ayer en Bolsa más de un 4% tras conocerse que había perdido en EE UU los derechos de patente de su antihipertensivo Toprol-XL (cerca de 1.000 millones de euros de facturación anual), vendido en España como Beloken. La compañía ha anunciado su intención de recurrir. El Toprol-XL pertenece a la familia de los betabloqueantes, precisamente descubiertos en los laboratorios de Astrazeneca por científicos liderados por James Black, Nobel de Medicina en 1988.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_