_
_
_
_
_
Estatuto

Cataluña renuncia a supervisar las cuotas participativas

El acuerdo sobre la regulación de las cajas de ahorros en el nuevo Estatuto catalán ha dado un paso decisivo al renunciar las fuerzas que componen el tripartito y CiU a supervisar con carácter de exclusividad el proceso de emisión y distribución de las cuotas participativas. El Gobierno y CiU escudriñaron a fondo, antes de la reunión multilateral celebrada ayer en Madrid, este capítulo del Estatuto.

La propuesta aprobada por el Parlamento catalán que entró en el Congreso el pasado mes de octubre dedica íntegramente el capítulo 120 del Estatuto a la regulación de las cajas de ahorro. En esta propuesta, la Generalitat se reservaba como competencia exclusiva la supervisión del proceso de emisión y distribución de las cuotas participativas de estas entidades de crédito. En el texto pactado primero entre el Gobierno y Convergencia i Unió y, posteriormente, aceptado por el tripartito catalán, se suprime la letra F del mencionado artículo, donde se recogía esta competencia, y se traslada a un párrafo del punto dos con una redacción más vaga en la que sólo se admite el derecho de la Generalitat a efectuar el seguimiento del proceso de emisión y distribución de estas cuotas, 'teniendo en cuenta que las competencias sobre los aspectos relativos al régimen de ofertas públicas de venta o suscripción de valores y admisión a negociación, a la estabilidad financiera y a la solvencia corresponden, en exclusiva, al Estado'.

El real decreto que regula las cuotas participativas de las cajas de ahorros las define como valores negociables que representan aportaciones dinerarias de duración indefinida que pueden ser aplicadas en igual proporción y a los mismos destinos que los fondos fundacionales y las reservas de la entidad.

En un informe reciente sobre el sistema financiero español, el Fondo Monetario Internacional recomendaba que las cajas cotizaran en Bolsa mediante la emisión de este tipo de híbrido entre renta fija y renta variable. El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Conthe, se ha mostrado también partidario de que las cajas emitan cuotas, lo que las permitiría captar más recursos propios.

El Gobierno tenía pactado con CiU el capítulo del Estatuto sobre cajas antes de la reunión multilateral celebrada ayer

A falta de los matices que el Gobierno y los partidos implicados en la negociación pudieran incorporar durante la tramitación del texto estatutario en la Comisión Constitucional del Congreso, el tripartito y CiU aceptan la oferta del Ministerio de Economía de obtener competencias exclusivas en cinco ámbitos concretos relacionados también con la organización de las cajas.

Los más importantes son la determinación de sus órganos rectores y de la forma en que los distintos intereses sociales deben estar representados; el establecimiento del estatuto jurídico de los miembros de estos órganos y de los demás cargos de estas entidades; la definición del régimen jurídico de la creación, la fusión, la liquidación y el registro; el ejercicio de las potestades administrativas vinculadas a las fundaciones dependientes de las cajas y la regulación de las agrupaciones de cajas de ahorro con sede social en Cataluña.

Para curarse en salud, el Gobierno ha propuesto incorporar al articulado del Estatuto la salvedad de que todas estas competencias exclusivas cedidas a la Generalitat se atienen a los artículos 149. 1.11 y 149.1.13 de la Constitución, donde se reserva al Estado la competencia exclusiva sobre el sistema monetario y las bases de ordenación del crédito, banca y seguros, así como el establecimiento de las bases y la coordinación de la planificación general de la actividad económica.

Las fuerzas del tripartito y CiU consideran innecesarias estas referencias a la Constitución, pero tampoco piensan hacer de ello una batalla insalvable.

Amplio acuerdo en el capítulo de competencias, a falta de la financiación

En la reunión maratoniana celebrada ayer por los partidos catalanes en el Congreso quedaron despejadas la mayoría de las competencias exclusivas o compartidas que el nuevo Estatuto reconoce a la Generalitat. Sin embargo, sólo el PSC enfatizó a media tarde este alto grado de acuerdo. La razón es comprensible. En el caso de que ERC, IC y CiU reciban hoy del Gobierno una oferta aceptable sobre el modelo de financiación, todos las salvedades relativas al capítulo de competencias quedarán en nada. En previsión del escenario contrario, ERC, IC y CiU quieren reservarse buenos argumentos ajenos al dinero para, en último extremo, justificar su negativa a continuar la negociación sobre el Estatuto. No es éste último el escenario más probable, pero hoy saldrán todos de dudas cuando el Ministerio de Economía les ponga sobre la mesa su última propuesta de financiación.Los representantes del PSC en la negociación se mostraron anoche optimistas sobre la posibilidad, incluso, de que hoy mismo pueda escenificarse ese principio de acuerdo global que tanto anhela el Gobierno.

Bargalló define la negociación del Estatuto como un 'proceso teatral'

La frase salió ayer de boca del consejero jefe de la Generalitat, Josep Bargalló, a la sazón dirigente de ERC. Definió la negociación que las fuerzas del tripartito mantienen con el Gobierno sobre el Estatuto como 'un proceso teatral donde cada uno hace el papel que le toca'. A su juicio, 'todavía se está en ese proceso'. La opinión de Bargalló coincide con la que se alberga en la dirección del PSOE, en el sentido de que la propuesta de Estatuto se encuentra mucho más negociada de lo que parece y sólo se estaría a la espera de ver como se escenifica el principio de acuerdo global. Un destacado diputado socialista lo expresaba ayer con estas palabras: 'Falta saber quién y cómo se coloca la medalla'.En la recta final de la negociación del Estatuto en el Parlamento catalán, la medalla se la colocó CiU, pues fue la que apareció in extremis como salvadora de la reforma. Ahora CiU vuelve a reclamar protagonismo, pero el Gobierno dispone de menos margen para dárselo por la presión de ERC. El secretario general de CiU, Josep Antoni Durán i Lleida, será entrevistado hoy en TVE.

Facultades compartidas sobre disciplina, inspección y sanción

El Gobierno ha aceptado la propuesta procedente de la Generalitat de acceder a competencias compartidas sobre distintos aspectos que afectan también al funcionamiento de las cajas de ahorro catalanas. Entre estas competencias que el Gobierno autonómico compartirá con el Ejecutivo central figura la disciplina, inspección y sanción de estas entidades financieras radicadas en Cataluña. Esta competencia compartida incluirá, en todo caso, el posible establecimiento de infracciones y sanciones adicionales en materias que dependan del Gobierno autonómico.Economía cede también a la Generalitat como competencia compartida la regulación de la distribución de los excedentes y de la obra social de estas entidades financieras.De acuerdo con lo establecido en la legislación estatal, la Generalitat colaborará también en las actividades de inspección y sanción que Economía y el Banco de España ejerzan sobre las cajas de ahorro domiciliadas en Cataluña.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_