_
_
_
_
_
æscaron;ltima

Puente aéreo alemán a Mallorca para la fiebre del sábado noche

Volar a Las Vegas por 99 euros para casarse o, por el mismo precio, tomar el avión para ir a una discoteca en Palma. La pugna entre las compañías aéreas alemanas para atraer clientes origina ofertas cada vez más variopintas. Más de 60 jóvenes viajaron el pasado sábado desde Fráncfort y Múnich a Palma de Mallorca para bailar en la discoteca Tito's. Por 99 euros, ida y vuelta, incluido el traslado en autobús del aeropuerto al Paseo Marítimo, la entrada al local, una consumición y el servicio de recogida de los extenuados cuerpos a la salida del club y su transporte al aeropuerto.

Ante la durísima competencia, las aerolíneas se han visto obligadas a crear propuestas de ocio que les permitan llenar sus aviones. Por ahora, el denominado discoshuttle -algo así como puente aéreo discotequero- de la compañía Condor se ha convertido en el golpe maestro de la aerolínea de bajo coste de Lufthansa. La aerolínea despertó la fiebre de vuelos de sábado noche a Baleares en noviembre y, desde entonces, muchos alemanes de entre 20 y 35 años se han apuntado a pasar la noche bailando a más de mil kilómetros de casa.

Nina Dumbert, portavoz del consorcio Thomas Cook (participado al 50% por Lufthansa), estuvo en la primera salida de noviembre a la discoteca Pachá y dice que el 'paquete festivo' es una oportunidad de oro para 'vincular el cliente a la marca'. La próxima fiesta: el sábado 4 de febrero. El cupo de plazas reservadas ese día para los marchosos de Fráncfort y Múnich está ya al completo: más de 80.

El auge de los vuelos temáticos evidencia que España es el gran destino germano. El operador LTU regala visitas a la Península a los clientes que viajan a EE UU, Sudáfrica y Namibia

Otra de las sugerencias de Condor es viajar a Las Vegas por 99 euros para ir al casino o casarse en la famosa Little White Chapel. Sea cual sea el motivo elegido para tan largo viaje, salen dos vuelos semanales desde Fráncfort.

Nina Dumbert explica que la idea de vincular los vuelos a un tema concreto funciona bien. Más allá del convencional viaje por vacaciones o negocios, la propuesta de Condor el pasado invierno consistió en 'ir de compras a Palma' y aprovechar las rebajas para los pasajeros en establecimientos asociados, previa presentación de la tarjeta de embarque. O ir de tapas y vinos. Con una degustación y una primera copa gratuitas en el bar Soul Tapas de la localidad balear de Sineu.

La segunda gran aerolínea alemana, Air Berlin, propone sobrellevar este invierno saliendo de compras a París o Roma por 125 y 109 euros, respectivamente, incluidos el vuelo, una noche y el desayuno. Germanwings, participada por Lufthansa, tampoco se queda atrás. Ofrece desde carreras de trineos en Noruega a viajes culinarios y cata de vinos a varias ciudades europeas, entre ellas Viena y Barcelona. El viaje a la Ciudad Condal cuesta, ida y vuelta desde Stuttgart o Colonia, 420 euros, e incluye dos pernoctaciones y una degustación de vinos acompañada con un exquisito menú.

El auge de los vuelos temáticos evidencia que España es el gran destino alemán y un excelente reclamo publicitario. La compañía de vacaciones LTU regala vuelos de ida y vuelta a España a quienes adquieran del 10 de enero al 15 de febrero viajes de verano a Miami, Fort Myers, Nueva York, Orlando (EE UU), Ciudad del Cabo (Sudáfrica) o Windhoek (Namibia).

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_