_
_
_
_
_
Rentabilidad

BT España apela a su matriz para asegurar la continuidad

BT España cerró su último ejercicio fiscal con un crecimiento de ingresos superior a la media del sector. Pero la rentabilidad sigue siendo una asignatura pendiente, hasta el punto de que ha firmado un nuevo préstamo con la matriz para financiar su continuidad.

La filial española de la operadora británica BT ha acelerado por cuarto año consecutivo el ritmo de crecimiento de sus ingresos y con esas ventas de más se ha aplicado a reducir las pérdidas. Según las cuentas y el informe de auditoría de la compañía referidos al ejercicio cerrado a 31 de marzo, el déficit de la operadora se ha recortado un 11,8% y ha roto la tendencia al alza del año anterior.

La rebaja, sin embargo, no ha sido suficiente. Más de una década de acumulación de resultados negativos ha desequilibrado el patrimonio de BT, que suma pérdidas históricas por más de 390 millones de euros tras incluir los 36,9 millones de números rojos de 2005. Así lo ha reflejado el auditor, que alerta de la situación en su informe. 'La sociedad tenía un patrimonio neto negativo, con lo que se encuentra incursa en uno de los supuestos de disolución de la Ley de Sociedades Anónimas', señala PricewaterhouseCoopers.

Cien millones de crédito

El recurso a la matriz ha sido inevitable para subsanar el problema patrimonial. BT ha acudido al rescate y ha concedido a su filial un nuevo préstamo participativo. La línea de crédito asciende a 100 millones de euros, de los que BT España ha hecho uso de 10 millones.

No es la primera vez que la matriz concede fondos a su filial. De hecho, el nuevo préstamo es una continuación de otro que data de noviembre de 2000 y que se ha ido ampliando hasta sumar 345 millones de euros, dispuestos en su totalidad.

Con el nuevo apoyo, BT España le debe ya 355 millones a su matriz, y le quedan todavía 90 millones del segundo préstamo participativo.

Por ahora, sin embargo, esta financiación no ha supuesto ningún lastre para la competidora de Telefónica en el mercado nacional. BT España no tendrá que pagar intereses hasta que consiga beneficios y, en ese caso, nunca pagará una prima superior al 6%.

Los responsables de la operadora española siempre han destacado el apoyo y la apuesta por la continuidad que simboliza este respaldo dinerario de la matriz. Ahora, señalan que 'el flujo de caja está yendo muy bien, así que cada vez se necesitan menos recursos externos', explica el director general de BT España, Luis Álvarez. Como ejemplo de ello, el directivo apela al hecho de que en 2005 sólo se haya utilizado una décima parte del préstamo concedido.

Para el presente ejercicio las previsiones inciden en el mismo camino: elevar los ingresos y mejorar la rentabilidad, para ser cada vez más autosuficientes. A pesar de que los resultados de explotación siguen arrojando pérdidas -de 51 millones en 2005-, el Ebitda ya fue positivo el año pasado y para 2006 se estima que los ingresos pueden llegar a 400 millones de euros, según fuentes cercanas a la compañía. A este crecimiento contribuirá el impulso de la compra de Cable & Wireless en España y la integración de Dinsa, cuya aportación a BT está siendo, según Álvarez, muy satisfactoria.

Telefónica

Las normas de confección del informe de auditoría obligan a los consejeros a publicar sus participaciones en empresas rivales. Y en BT se apuesta por Telefónica. El director general y el secretario del consejo tienen, aunque pocas, acciones del ex monopolio.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_