_
_
_
_
_
Marcas

Los cigarrillos baratos duplican ventas y copan el 18% del mercado

Las marcas de cigarrillos de bajo precio han dado un vuelco al sector tabaquero en España. En 2005 han duplicado su volumen de ventas y se han hecho con una cuota de mercado del 17,8%. Las más perjudicadas, las marcas del segmento medio como Fortuna o Lucky Strike, que han visto como sus ventas han descendido un 17,1% y un 15,2%, respectivamente.

La Ley del Tabaco no es la única responsable de la transformación que atraviesa el sector en España. Las marcas de bajo precio, cuyas cajetillas cuestan menos de 1,65 euros, han ido ganando terreno hasta duplicar sus ventas en 2005. Según fuentes del sector tabaquero, en el conjunto del año se vendieron 16.500 millones de unidades de este tabaco de bajo coste. Mientras que en 2004, las ventas de esas marcas sólo alcanzaron los 8.200 millones.

Si se compara la cuota de mercado, el tabaco de bajo precio representaba el 8,8% del mercado en 2004. Un año después, esta cuota se ha incrementado hasta el 17,8%. Y el avance parece imparable. El segmento alcanzó en diciembre una cuota del 35% y continúa subiendo, según las últimas cifras que maneja el sector, correspondientes a enero de 2006.

Estos datos contrastan con los del consumo del tabaco. Se fuma menos, aunque ligeramente. Las ventas de cigarrillos superaron en 2005 los 93.100 millones de unidades, un 0,9% menos que en 2004. La caída ha sido especialmente significativa para el tabaco negro, cuyas ventas descendieron en un 16,3%. Sin embargo, el segmento de cigarrillos rubios se ha apuntado un incremento de ventas del 0,9%.

Marcas más perjudicadas

Las marcas más afectadas por el auge del tabaco barato han sido las del segmento de precios medium. La más perjudicada, Fortuna. Las ventas del buque insignia en rubio de Altadis, han caído un 17,1% en 2005 hasta alcanzar un volumen de 13.500 millones de unidades vendidas. La enseña de la tabacalera hispanofrancesa es la segunda más vendida en España y controla una cuota de mercado del 17,1%.

Las siguientes en este descenso son L&M, de Philip Morris, y Lucky Strike, de British American Tobacco (BAT). Ambas marcas se apuntan una caída del 15,2% y son la quinta y la octava enseña del sector con un volumen de ventas de 5.100 y 2.800 millones de unidades, respectivamente. Ni el líder del sector se libra de la caída de ventas. Marlboro ha registrado un descenso del 2,5% en el conjunto del último año. La marca más popular de la estadounidense Philip Morris controla el 20,1% del mercado y su volumen de ventas se sitúa en 15.800 billones de unidades.

Hasta junio de 2005, Altadis y Philip Morris eran muy críticas con el tabaco de bajo precio. Sin embargo, antes del verano decidieron lanzar enseñas baratas. La hispano-francesa apostó por Ducados Rubio (a 1,35 euros) y la estadounidense reconvirtió sus marcas Basic y Next que comercializa a 1,30 euros. La nueva enseña de Altadis ha conseguido en sólo seis meses situarse como la séptima marca más vendida con 3.100 millones de unidades.

Por compañías, todas han visto caer sus ventas. Philip Morris perdió un 3,6% respecto a 2004, vendió 32.200 billones de unidades y controla una cuota 40,8%. Altadis es la segunda compañía del sector con el 26,8% del mercado y 21.200 millones de unidades vendidas. Japan International Tobacco (JTI), con marcas como Camel, es la tercera empresa, perdió un 2,8% y dispone de una cuota del 11,6%. La cuarta es BAT, que perdió un 13,1% y controla el 6,2% del mercado.

Más de 100 marcas

Existen 110 marcas de cajetillas que cuestan hasta 1,65 euros, según el Comisionado para el Mercado de Tabacos. Esta cifra incluye las cajetillas de 10 unidades, aunque la Ley del Tabaco prohíbe, a partir del 31 de marzo, los paquetes con menos de 20 cigarrillos.

Una subida de impuestos en un 'horizonte cercano'

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, dejó ayer la puerta abierta a una nueva subida impositiva del tabaco. Según la ministra, el incremento del precio del tabaco, vía impuestos, figura en el 'horizonte cercano' del Gobierno. Una subida que deberá partir del Ministerio de Economía y Hacienda.Hace cinco meses, el Ejecutivo incrementó en un 5,3% el impuesto sobre las labores del tabaco, el tipo específico aplicable a los cigarrillos, mientras que el ad valorem (que se calcula a partir del precio máximo de venta al por menor) subió en casi un punto porcentual.Según el Club de Fumadores por la Tolerancia, la recaudación fiscal en concepto de impuestos especiales sobre el tabaco ascendió a 7.569 millones de euros en 2005, de los que 6.066 corresponden al impuesto sobre labores del tabaco y 1.503 al IVA. Esta cifra representa un aumento del 2,2% respecto a 2004 y supone un nuevo récord histórico de recaudación, según este club de fumadores.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_