Energía

Acciona ultima la compra de la eólica Cesa por 1.500 millones

Acciona cerró la pasada Navidad un preacuerdo para entrar en el capital de Corporación Eólica (Cesa), según fuentes conocedoras de la operación. Con una oferta cercana a 1.500 millones (de los que 400 millones son asunción de deuda) ha convencido a varios accionistas del grupo de energía eólica frente a las opciones de Endesa o Iberdrola. Con la adquisición, la constructora de los Entrecanales se reforzaría como segundo operador eólico.

Las negociaciones pueden cerrarse en breve pero aún faltan flecos, según diversas fuentes que conocen de cerca la operación. La oferta ha sido considerada la mejor por varios accionistas de Corporación Eólica, controlada por el fundador y ex presidente de Gamesa, Juan Luis Arregui; la firma de capital riesgo Mercapital, con cerca del 30% cada uno, y el fondo Bridgepoint, con en torno al 20%. Hay un cuarto accionista en conflicto con el resto, la sociedad de capital riesgo Gala Capital, promovida por el financiero de origen húngaro George Soros con inversores españoles como Rafael del Pino, presidente de Ferrovial.

Las negociaciones con Acciona avanzan tras un preacuerdo parcial pero hay asuntos pendientes de un acuerdo con algunos accionistas y también conversaciones entre éstos y la constructora de los Entrecanales. Ni Acciona ni Cesa hicieron ayer comentarios oficiales sobre las negociaciones que avanzó el portal Invertia.

En principio, algunos de los accionistas del cuarto operador de aerogeneradores no tenían previsto abrir un proceso de venta hasta el próximo año. Pero la subasta de los activos eólicos de la holandesa Nuon en España, que coleó unos meses y se cerró a primeros del pasado diciembre, ha provocado que los planes se aceleraran, explican fuentes que siguen las negociaciones.

ACCIONA 93,60 3,83%

Las eléctricas Endesa e Iberdrola, primera operadora eólica por potencia instalada (3.000 MW) y en la que Arregui es el primer accionista individual, mostraron interés. FCC, según algunas de las citadas fuentes, también hizo aproximaciones aunque el grupo de construcción y servicios negó ayer este extremo. Otros fondos de capital riesgo han mostrado interés.

Las diferencias de precios no han sido destacadas, ya que las ofertas han tomado como referencia la venta de Nuon. Por 221 MW instalados y 1.186 en proyecto, la portuguesa EDP pagó 478 millones. En el caso de Cesa, son 700 MW instalados y otros 1.000 aproximadamente por poner en marcha. La oferta de Acciona ronda los 1.500 millones de euros, en la que se incluye la deuda de Corporación Eólica (400 millones). Aunque la cifra puede estar sujeta a cambios en la negociación.

La parte de generadores instalados, según los múltiplos aplicados en Nuon, puede tener un precio de 910 millones y la restante tiene otros algo más indefinidos, sobre todo teniendo en cuenta que son un proyecto y está supeditado a licencias administrativas que llevan su tiempo, unos cuatro años. Pero el mínimo estaría en unos 200 millones.

Jugosas plusvalías

Con la compra, Acciona cumpliría uno de los objetivos que busca ahora con más ahínco: crecer en tamaño en el negocio eólico. Ahora ya es el segundo operador con una potencia instalada de 1.100 MW y con los activos de Cesa acortaría notablemente las distancias con el primero, Iberdrola.

La venta, además, traería notables plusvalías a los accionistas. En algunos casos, multiplicaría hasta por tres veces el coste de adquisición de la inversión. La noticia, no confirmada por Acciona, se dejó sentir en Bolsa. La acción cerró con una caída del 0,1%, hasta 96,30 euros.

Precios disparados

El desmedido interés que exhiben últimamente tanto eléctricas como grupos de servicios por el negocio eólico ha disparado el precio del megavatio instalado. Si en abril pasado se pagaba a un millón de euros, ahora el múltiplo sube a 1,30 millones.

Obsesión por crecer en energía 'verde'

El rumbo marcado por el presidente, José Manuel Entrecanales, desde que sustituyó a su padre en la presidencia de Acciona ha estado enfocado hacia la diversificación. Como hacen todos los grandes grupos de construcción y servicios. La diferencia es que mientras el resto ha creado divisiones más o menos amplias de servicios, desde urbanos a industriales, pasando por la asistencia en aeropuertos y otros, Acciona ha apostado también por la energía, como demostró con la compra de Energía Hidroeléctrica de Navarra (EHN) que completó hace un año. Una idea a la que recientemente se ha unido ACS, que compró en septiembre el 22% de Unión Fenosa y ahora tiene pendiente una opa para llegar al 35%. Si bien, en el caso de los Entrecanales, el objetivo es crecer en energías renovables. Y esto se ha convertido casi en una obsesión en el último año. La compañía ha sufrido dos fracasos en sus intentos de expansión. El primero se produjo en junio cuando el cuarto grupo español de construcción y servicios renunció a comprar la primera empresa de energía eólica en Australia, Pacific Hydro. Tras meses de negociación, la operación se frustró en gran medida por el rechazo del fondo de pensiones IFM, a dar el control a un grupo extranjero. El segundo fracaso fue el mes pasado, cuando quedó fuera de la puja por los activos eólicos de Nuon en España.