æscaron;ltima

Los trabajadores más mimados de Silicon Valley

Google ofrece gratis la lavandería, el transporte y las mejores comidas para captar los empleados más valiosos

El sueño de todo cocinero suele ser tener un restaurante propio con varias estrellas en la Guía Michelin o un programa famoso en televisión. Dirigir un sitio tan poco glamouroso como el restaurante de una empresa no suele ser un futuro deseable. A menos que la empresa se llame Google y haya hecho millonarios a muchos de sus empleados gracias al pago de opciones sobre acciones y al imparable avance de sus títulos. Google busca en todo el mundo dos chefs ejecutivos para los restaurantes de su sede central en Mountain View, hasta hace poco dirigidos por el estadounidense Charles Ayers.

Ayers, que dejó Google en 2005, pudo comprar acciones a buen precio cuando el buscador aún no cotizaba. Desde la salida a Bolsa en 2004, su valor se ha cuadruplicado y hoy roza los 450 dólares el título. Con los ingresos, Ayers ha montado su propio local en el norte de California.

Google ofrece a sus empleados beneficios desconocidos en otras compañías y por encima, incluso, de los generosos estándares Silicon Valley en sus buenos tiempos. Los trabajadores de firmas cercanas como Intel o Yahoo pagan por la comida en sus cafeterías, aunque los precios están subvencionados. En Google, todo es gratis. Googleplex, como se conoce a la sede del buscador, tiene tres restaurantes además de punto de descanso en cada planta con café, bebidas, frutas y golosinas. En el Café Pacific la comida es asiática y está dedicada a un país distinto cada semana. El Café No Name ofrece una amplia variedad de platos elaborados sólo con productos ecológicos. Y la enorme cantina central incluye bufé de ensaladas y sándwiches, postres y cuatro minirrestaurantes con comida americana, asiática, hindú e italiana. Los menús cambian cada día como incentivo para acudir al trabajo.

El buscador permite a su personal dedicar el 20% de su jornada a ideas propias y no a tareas asignadas por la empresa, así surgió el servicio Google News

GOOGLE 921,81 0,74%

Pero no se trata sólo de elevar la motivación. 'La enorme oferta de nuestra cafetería aumenta la productividad', reconoce Daniel Lemin, portavoz de Google. La cantina mantiene a los empleados en la empresa durante la pausa del mediodía y, según la compañía, mejora su salud, porque los alimentos son más sanos que los de las cadenas de comida rápida de la zona.

La plantilla de Google disfruta también de otras ventajas como lavandería gratuita o autobuses de empresa con conexión inalámbrica a internet para trasladarse al trabajo -así se puede trabajar durante los desplazamientos-. Además, el buscador permite a sus empleados dedicar un 20% de su jornada a ideas propias y no a tareas asignadas por la empresa. De estas horas de creatividad personal nació el servicio Google News.

La mimada plantilla de Google ya casi alcanza las 5.000 personas y crece sin parar. La firma contrata más de 20 empleados por semana y recibe unos 150.000 currículos al mes. Todo el mundo parece querer trabajar para Google y sus competidores se quejan de que el buscador se queda con los mejores cerebros. 'La competición es dura', reconoce una portavoz de Yahoo, que evita confirmar si Google acosa a sus ingenieros con ofertas laborales. Recientemente, Google se ha apuntado importantes tantos como el fichaje de Vint Cerf, considerado uno de los padres de internet, o el del ex directivo de Microsoft Kai-Fu Lee, que le costó una demanda judicial del gigante informático.