Suministro de gas

Europa teme por el gas ante el conflicto entre Rusia y Ucrania

El monopolio estatal ruso Gazprom cumplió ayer su amenaza y empezó a cortar el suministro de gas natural a Ucrania después de que este país rechazase la subida de precios propuesta para 2006, que quintuplica los del año anterior.

Las disputas entre Ucrania y Rusia por el suministro de gas han comenzado a afectar a la Unión Europea (UE). Algunos de los países afectados son Polonia y Hungría, donde el gas procedente de Rusia disminuyó ayer en un 14% y un 25%.

La compañía ucraniana Naftogaz asegura que Rusia no sólo ha cortado los suministros en los dos gasoductos destinados a Ucrania sino que también lo ha disminuido en los otros tres que conducen a Europa. 'La reducción es de 187 millones de metros cúbicos de gas diarios', afirma Naftogaz, 67 millones más que el recorte para Ucrania anunciado por Gazprom. 'Estas acciones ponen en peligro el suministro de gas a Europa', apunta la empresa ucraniana. El 25% del gas consumido en la UE proviene de Rusia.

Sin embargo, un portavoz de Gazprom asegura que 'según datos operativos', el Gobierno de Kiev 'ha iniciado la extracción no autorizada de gas ruso destinado a los consumidores europeos', hecho negado por el Gobierno ucraniano. Además, Gazprom ha afirmado a una televisión rusa que el suministro entre Ucrania y Eslovaquia se ha reducido en 40 millones de metros cúbicos diarios.

Empresas como E.ON Ruhrgas, el mayor proveedor alemán de gas, no descarta llevar a cabo 'restricciones limitadas' a empresas si se prolonga la disputa entre Rusia y Ucrania. El 30% del suministro alemán de gas proviene de Rusia.

Por su parte, Gaz de France (GDF), ha comenzado a tomar 'medidas para protegerse', según la agencia Bloomberg, a través de posibles contratos con otros proveedores. El Gobierno francés asegura no estar inquieto por el contencioso del el gas ruso, pese a que este país aporta el 20% del gas que consume Francia. El ministro galo de Energía, Francois Loos, apunta se compensaría una caída del suministro ruso a través de otros proveedores. 'Podría ser mucho peor para los austriacos, alemanes e italianos', asegura Loos.

Precisamente el ministro de Energía francés y sus homólogos de Italia, Alemania y Austria reclamaron el sábado a Rusia el mantenimiento del suministro. 'Una reducción en este momento no sólo llegaría inesperadamente, sino que también causaría problemas para los suministros de gas natural en Europa occidental', afirmaban.

La UE manifiesta su preocupación

La Unión Europea asegura estar 'preocupada' por el desarrollo de la crisis entre Rusia y Ucrania debido a las consecuencias que puede provocar en el suministro comunitario de gas natural.

El comisario de Energía, Andris Piebalgs, ha convocado para el próximo miércoles una reunión del grupo de coordinación del gas, un organismo creado en 2004 para garantizar la seguridad en el suministro de gas natural a Europa.

Por su parte, la portavoz del Ejecutivo comunitario, Miereille Thom, ha asegurado que la Comisión confía en que las dos partes sean capaces de encontrar una solución. El Ejecutivo asegura que incluso aunque se interrumpa parte del suministro de gas a Europa no hay riesgo de desabastecimiento en el corto plazo, dadas las reservas de gas existentes y el suministro proveniente de otras áreas.