EDITORIAL

Un dictamen profesional

La opa de Gas Natural sobre Endesa entra en una semana importante para su desenlace. El Tribunal de Defensa de la Competencia debe dar su dictamen sobre la operación antes del próximo sábado, aunque está previsto que su pleno se reúna, y tal vez decida, hoy mismo.

El organismo que tutela la competencia ya tuvo una primera reunión para abordar este asunto el pasado jueves. Y resultó 'bastante movida', según declaró el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, al término del Consejo de Ministros del pasado viernes. El intenso debate al que apuntó Solbes se produce en un consejo con una composición singular. El pleno está compuesto por nueve miembros con derecho a voto, que se renuevan cada cinco años, más un secretario. Los nombramientos los efectúa el Gobierno correspondiente, a propuesta del Ministerio de Economía, entre 'juristas, economistas profesionales de reconocido prestigio', tal y como reza la legislación vigente. En estos momentos, siete de los miembros del pleno (seis vocales y el vicepresidente) han sido nombrados o renovados por el Gobierno del PP, en tanto que los dos restantes (el presidente y un vocal), lo han sido por el actual Ejecutivo. Cuatro de los vocales elegidos en el mandato del PP fueron designados en los días previos a las elecciones generales de marzo de 2004.

El esperado dictamen del Tribunal de Defensa de la Competencia viene precedido de un estudio del Servicio de la Competencia y dos informes de la Comisión Nacional de la Energía que dan el visto bueno a la operación, aunque con múltiples condiciones.

El consejo del Tribunal tiene en sus manos la responsabilidad de aconsejar -su opinión no es vinculante- al Gobierno sobre una de las operaciones más relevantes y trascendentes para la economía española en los últimos tiempos. Y tiene la obligación de hacerlo persiguiendo objetivos necesaria y estrictamente profesionales, sin que las inclinaciones políticas nublen su buen criterio.