Abertis

La CNMV eximió a ACS de una opa forzada por la autocartera de Abertis

La CNMV dio a Abertis el visto bueno previo a la compra del 1,5% en acciones propias. En la reunión con el supervisor quedó claro que éste no obligaría a ACS, primer accionista de la concesionaria, a lanzar una opa pese a que supera el 25% de los derechos políticos tras la operación de autocartera. La clave: se trata de un movimiento ajeno al control de ACS.

La CNMV transmitió a Abertis que no había ningún problema en la compra de títulos propios, según fuentes de la compañía, que consultó al supervisor antes de comprar el 1,5% que las autopistas portuguesas Brisa querían vender. Quedó despejada la duda de si ACS tendría que lanzar una oferta pública de adquisición (opa) sobre Abertis ya que, al no tener la autocartera derechos políticos, la participación de la constructora (el 24,83%) se ha convertido en el 25,2% sobre el total de capital que tiene derecho de voto. Y el veredicto fue no, según las citadas fuentes.

Oficialmente, la CNMV afirmó ayer a este diario que está analizando la operación. Como la ley de opas no especifica si la autocartera debe contabilizarse o no al calcular si una participación supera el tope legal del 25% que exige una opa, el supervisor decide 'caso a caso'.

Para explicar el criterio general que se sigue, la CNMV que preside Manuel Conthe remite a su informe anual de 2003 -elaborado en el mandato del anterior presidente, Blas Calzada- en el que establece que la autocartera 'no puede ignorarse a la hora de fijar el umbral de la participación significativa que obligaría a formular opa'. Aunque no fija exigencias, señala que 'habrá que distinguir las participaciones sobrevenidas por operaciones de autocartera externas (ajenas al control del sujeto)' de aquellas en las que la 'evolución de la autocartera y de la participación (...) se produce intencionalmente' permitiendo elevar el porcentaje con derecho a voto.

ACS 21,49 0,00%
ABERTIS 18,36 0,00%

Ni una acción más

Es el primer supuesto el que exime a ACS de una opa sobre Abertis. 'Se trata de una compra de autocartera sobrevenida', explican fuentes de la compañía. Además, la adquisición de títulos es una función delegada que no requiere la autorización de la ejecutiva o del consejo donde ACS está presente. Apuntan, asimismo, que la constructora que preside Florentino Pérez no puede elevar su participación ni siquiera en una acción más hasta que Abertis venda ese 1,5%.

La CNMV vuelve a aplicar, de forma matizada, su criterio tradicional: que la autocartera no debe tenerse en cuenta a la hora de exigir la formulación de una opa. La Comisión se apartó de ese criterio en el último caso comparable, la compra de autocartera por Metrovacesa en 2003, en que exigió a Bami lanzar una opa. Los portavoces oficiales de la CNMV dijeron entonces que esa iba a ser la interpretación en adelante: aseguraron que en el cómputo del 25% se tomaría en cuenta la autocartera con independencia de las circunstancias y que ese criterio se iba a aplicar 'para siempre'. La eternidad ha durado menos de tres años.

A la espera de más plusvalías para vender

La primera concesionaria de infraestructuras Abertis dejó claro que la compra del 1,5% de acciones propias al grupo portugués Brisa era una 'inversión temporal'. Era determinante para que el supervisor permitiera la operación sin obligar a ACS, socio de referencia de Abertis junto con La Caixa, a lanzar una opa. Y es que la CNMV ha tenido posturas diferentes sobre el efecto de la autocartera en la participación de los accionistas. En 2003, obligó a Bami a lanzar una opa por el 10% de Metrovacesa, pero no lo hizo en casos anteriores (Ence o Indra). Abertis venderá en Bolsa el 1,5% que compró a Brisa en unas semanas, cuando haya más plusvalías, según fuentes de la empresa. En cuanto a la privatización de los aeropuertos de Bratislava y Kosice, puede retrasarse hasta 2006, informa Reuters.