Francisco Ros

'El dinero para sociedad de la información aumenta un 160%'

Ros lleva desde 2004 trabajando en preparar la maquinaria que le permita alcanzar lo que hoy es su objetivo número uno, que España entre en la sociedad del conocimiento. Ahora, dice, tiene los instrumentos para ello

El secretario de Estado para la Sociedad de la Información, Francisco Ros, no entiende las críticas vertidas en los últimos días por el PP y la patronal tecnológica Aetic sobre el Plan Avanza. El próximo miércoles volverá a explicar, esta vez en el Senado, el proyecto del Gobierno para converger con Europa en el uso de las tecnologías. Y su principal obsesión para 2006 es lograr mejorar la penetración de internet en los hogares, los centros educativos, pymes y en la propia Administración. 'Es un plan muy elaborado. Ha habido más de 140 reuniones en las que se ha escuchado a todo el mundo: comunidades autónomas, Administraciones locales, fabricantes, usuarios y expertos', señala, explicando que se ha dado audiencia a todos los agentes.

Si ha habido una participación tan amplia, ¿por qué Aetic se queja de que no se ha debatido el plan en el Congreso y no se han podido realizar enmiendas?

El Plan Avanza ha pasado por el Congreso y por el Senado, que nos ha enviado sus sugerencias, pero esto no es una ley que tenga que ser debatida y sometida a enmiendas, porque entonces necesitaríamos dos años para aprobarlo. Hemos dado audiencia a todos, pero éste es un plan del Gobierno. Aetic se ha dado cuenta después que se equivocó. Avanza no puede ser el plan de toda la sociedad española, no es algo asambleario, es el Gobierno quien tiene la responsabilidad de hacerlo.

¿Por qué Avanza no da detalles de su presupuesto más allá de 2006?

El Plan Ingenio 2010 contempla un compromiso presupuestario para Avanza de 5.700 millones hasta 2010. Y lo que hemos presentado ahora es el detalle de 2006. No hemos adelantado otras cifras porque los presupuestos del Estado se aprueban sólo una vez al año. El presidente de la patronal, Jesús Banegas, se quejaba de que en la documentación no habíamos puestos las cifras de los siguientes años, pero ya se habían hecho públicas con el Plan Ingenio. Quizás no hemos sido suficientemente detallistas en la presentación que les facilitamos, pero ellos también podían haber preguntado antes de efectuar las críticas.

Una de las principales críticas que se hace a Avanza es que su dotación presupuestaria es escasa.

El presupuesto de la Secretaría de Estado para este proyecto es de casi 1.200 millones. Esa cifra proviene de añadir al presupuesto ordinario que Industria nos ha destinado (412 millones) otra cantidad incremental de 785 millones. A éstos habrá que sumar otros 42 millones complementarios procedentes de otros ministerios.

La patronal del sector tecnológico cree que es insuficiente.

De 2001 a 2003, el presupuesto destinado a la sociedad de la información en Info XXI tuvo un incremento anual del 1,8%. Después vino España.es, que tuvo un pequeño repunte, pero su problema es que no tenía dotación presupuestaria. Dijeron que se le dotaba de 1.029 millones repartido por diferentes ministerios, pero ese dinero no estaba en los Presupuestos Generales del Estado. Sólo concretaban algo más de 200 millones para Red.es. Fue un programa non nato: nace, pero no se le dota. El plan Avanza es un salto importantísimo, que supone aumentar la cantidad invertida un 160% con respecto a la media de esos años.

¿Por qué durante 2004 y 2005 ustedes no aumentan el presupuesto para la sociedad de la información?

Es cierto. No hay aumento en ese momento porque no nos sentíamos cómodos todavía. Pero, a finales de 2004, cuando ya no podíamos influir en los presupuestos, encontramos mecanismos interesantes para dar ese impulso, que son los préstamos tecnológicos. El incremento que hemos hecho sólo en préstamos es del 120%, aunque la incidencia porcentual de éstos baja del 78% al 62% a favor de las subvenciones. Igual si me llegan a dar un presupuesto mayor me ponen en un brete, porque hay que ser consecuente en cómo se administran y ejecutan los presupuestos públicos, sin despilfarrar. Ahora tenemos los instrumentos adecuados a través de la cofinanciación con las comunidades autónomas, los préstamos tecnológicos vía entidades financieras y la propia movilización de recursos privados. Esto nos hace pensar que vamos a ser capaces de ejecutar eficientemente un presupuesto tan ambicioso, y que es real. Cada actuación tiene su presupuesto asignado.

¿Por qué cree usted que antes del cambio de Gobierno hubo problemas para consumir los créditos?

Porque cuando se da un crédito se le da al sector privado, y éste tiene que ser receptivo. Antes de llegar nosotros, se le pedían avales, la burocracia era tremenda y no había un contexto claro de que eso les iba a beneficiar. Una de mis prioridades en 2004 fue ver cómo lograr instrumentos que nos permitieran colocar los créditos, porque creo son un vehículo fundamental, pues es la manera de mover fondos privados. El déficit que hay en sociedad de la información es tan grande que los fondos del Estado por sí solos no bastan; hay que movilizar fondos de otras Administraciones y fondos del sector privado.

'Extender las TI no sólo es cuestión de dinero'

¿Extender la sociedad de la información es sólo cuestión de dinero?

No. Precisamente por ello, el Plan Avanza se complementa con medidas normativas, como el derecho de los ciudadanos a relacionarse electrónicamente con la Administración, e incluye programas de divulgación de los usos de internet. Vamos a continuar con programas como Todos.es que nos ayuden a explicar a la gente que esto es importante. La firma electrónica y el DNI digital también son proyectos clave. Nosotros mismos firmamos el acuerdo de la TDT electrónicamente, y a partir de ahora todo se hará así. No financiamos ya ningún proyecto de equipamiento informático que no esté en red y, desde este momento, no compraremos teclados que no tengan lector de tarjeta para reconocer la firma electrónica.

¿Tiene el Plan Avanza algún mecanismo para controlar su evolución?

Claro que va a haber un seguimiento del plan. Será a través de una unidad en Red.es y hay toda una metodología establecida. Además, se van a enviar periódicamente informes sobre los resultados del seguimiento y evaluación al Senado, a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, al Cas.Cicyt y al Catsi.

¿Hay muestras de que se va avanzando?

En los últimos 18 meses ya hay una serie de parámetros del INE que muestran movimiento. Los internautas han aumentado un 40,7%, el porcentaje de hogares conectados ha pasado del 25,2% al 32,6% y el de empresas conectadas ha aumentado un 19%. Entre nuestros objetivos para 2006 está que el 40% de los hogares tengan internet, la cifra mágica para que el sector se empiece a alimentar por sí mismo.

¿Por qué confía en la fórmula del préstamo tecnológico a pymes y familias a través de entidades financieras?

Esta fórmula nos permite evitar la necesidad del aval para quien recibe el préstamo y la burocracia de estas entidades es mínima, de apenas dos semanas. Ambos proyectos son los primeros en Europa de fondos del Estado dados a través de entidades financieras y hay países como Finlandia que nos pregunta cómo lo hemos hecho.

'Si Esperanza Aguirre no cofinancia, peor para ella'

El Gobierno decidió desde el principio que Avanza debe ser cofinanciado con las CC AA y parte del esfuerzo de Ros en las próximas semanas será convencerlas. 'El objetivo es que el 1 de marzo estén cerrados todos los acuerdos. Hasta ahora ha habido reuniones con 8 o 10 comunidades. Y aunque su primera tentación es que le transmitamos el dinero directamente, les hemos dejado claro que no va a haber transferencia directa. Se financiarán los programas que se enmarquen dentro de las prioridades de nuestro plan y quienes pongan más fondos, tendrán más ayuda. Y a igual de condiciones, se dará más a quien más lo necesite'.

Ros sabe que algunas comunidades pueden poner pegas. Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha dicho que no tenía intención de firmar ningún acuerdo. 'Pues peor para ella. Si no hay cofinanciación, tenemos líneas y actividades a las que dedicar el presupuesto. Y si no hay cofinanciación en Madrid, lo de esta comunidad se destinará a otras'.

Ros dice que sería bueno un pacto de Estado en esta cuestión, pero es pragmático. 'El clima político actual no ayuda, así que hacemos lo que hay que hacer'.