Previsiones

América Latina crecerá este año menos que el resto de países emergentes, según Cepal

Con una tasa anual del 4,1%, América Latina cerrará en 2005 su cuarto periodo consecutivo de crecimiento económico. Sin embargo, la tasa es menor que en el resto de países en desarrollo (5,7%), y las economías en transición (6%). Así lo destaca la Comisión para América Latina y el Caribe de Naciones Unidas (Cepal) en su balance preliminar, que apunta a las dos mayores economías de la región, Brasil y México, y a Centroamérica como responsables de ese retraso relativo.

'Es una tendencia de años. Por razones políticas y económicas los países de la región no han favorecido ni la inversión ni la productividad', explica Ricardo Amorim, analista jefe para América Latina de West LB. Aunque aumenta a un ritmo del 10% en la mayoría de los países, la inversión parte de valores muy bajos. Para la Cepal este dinamismo inversor 'no basta para mantener a medio plazo tasas de crecimiento elevadas'. El promedio regional sigue bajo las tasas de 1998 y se fuerte aumento para acabar con la pobreza y el desempleo. Con todo, el paro bajado en 2005 del 10,3% al 9,3% y la pobreza ha pasado del 44% 40,6% en tres años.

Las mayores economías, Brasil y México, han lastrado el crecimiento. Brasil, porque para controlar la inflación ha situado los tipos de interés en el 19%. En México, porque el protagonismo de China como país exportador le roba cuota de su mejor cliente, EE UU.

Aun así, América Latina crece de forma sostenida por la favorable coyuntura externa, que ha impulsado las exportaciones y los ingresos por el alza de las materias primas. El comercio ha crecido un 8% anual, por encima de la media mundial, y la región se ha beneficiado del aumento de remesas que envían los emigrantes.

Comercio y remesas son los responsables del superávit creciente en la balanza por cuenta corriente, 'hecho sin tiene antecedentes en la historia de la región' y que, según la Cepal, es 'la característica más distintiva de este periodo de crecimiento económico'. De media, el superávit por cuenta corriente será del 1,3% del PIB este año.

Los gobiernos están aprovechando la coyuntura favorable para mejorar las cuentas públicas. Tanto Brasil como Argentina acaban de anunciar que liquidarán por este año los créditos que tenían con el FMI.