Cumbre

La OMC ultima la eliminación de aranceles a países pobres

Los participantes en la cumbre de la Organización Mundial del Comercio ultiman un acuerdo para suprimir los aranceles y las cuotas a los 32 países menos desarrollados. En cambio, las conversaciones están estancadas respecto a las ayudas agrícolas y la apertura global de los mercados de industria y servicios.

Los Estados miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC) llegaron el viernes a un acuerdo de borrador de un plan para eliminar las cuotas de comercio y los aranceles impuestos sobre los productos de los países menos desarrollados, según informaron fuentes de la delegación india y de la indonesia. Las conversaciones para establecer este acuerdo se iniciaron la noche del jueves y continuaron la madrugada siguiente. Según informaron fuentes de la delegación india, el texto final recoge tanto las demandas de los países pobres como las preocupaciones de Estados Unidos y Japón.

Según el acuerdo, las naciones ricas y los países en desarrollo podrán disfrutar de un acceso libre de impuestos a sus respectivos mercados de manera continuada. 'Creo que es aceptable tanto para las naciones desarrolladas como para las que están en vías de desarrollo', dijo la ministra de Comercio de Indonesia, Mari Elka Pangestu, sin dar más detalles sobre el acuerdo. El borrador será corregido y después será adoptado formalmente por la cumbre ministerial. Entre los 149 miembros de la OMC, 32 se consideran dentro de la categoría de naciones en desarrollo del tipo LDC (países menos desarrollados), que tienen un ingreso per cápita de menos de 750 dólares (620 euros).

Transcurridos ya cuatro de los seis días de la reunión, donde apenas hay avances es en la eliminación de las ayudas que distorsionan el comercio agrícola, o en la apertura de los mercados de industria y servicios. El presidente de la OMC, Pascal Lamy, ha preparado un texto con los pocos avances alcanzados hasta ahora, para tratar de apurar un acuerdo de mínimos los dos últimos días. Hasta ahora, la Unión Europea se resiste a mejorar su oferta de acceso a los mercados agrícolas si no hay contrapartidas en los ámbitos de industria y servicio. En cambio, países como Brasil sostienen que la fijación de una fecha para el fin de las ayudas a la exportación es una obligación europea que no merece contrapartidas.

La chispa que anticipa la luz, según Pascal Lamy

Al acabar cada jornada de la cumbre, Pascal Lamy encuentra tiempo para escribir un blog en Internet. En el de ayer reconocía las dificultades para alcanzar un acuerdo, dadas las discrepancias entre los grandes bloques comerciales. Pero recordaba que los delegados de los 49 países más pobres, que representan menos del 1% del comercio mundial, piden acceso libre a los mercados de los ricos. La tarea nocturna, 'mientras la mayoría de los delegados aprovechan para cenar', consistía en ordenar lo discutido hasta ahora en un texto que muestre 'un poco -sólo un poco- de convergencia'. 'Debo confesar que ver sólo una chispa de lo que podría ser una gran luz, un texto acordado, hace que cada minuto de duro trabajo merezca la pena', escribe. Lamy no pierde la esperanza, y cita el proverbio chino: 'No hay viento, no hay olas. Algo está pasando'.