Revista de prensa

Una mini-Europa

¿Hasta dónde se va a deshacer Europa bajo el empuje de los egoísmos nacionales? La negociación del presupuesto comunitario para 2007-2013 amenaza con darnos una nueva señal.

Bajo la presidencia luxemburguesa se propuso un compromiso (...) del 1,06% del PIB de los Veinticinco (...). El proyecto fue rechazado y las negociaciones se han retomado bajo la presidencia británica (...).

Gran Bretaña está en el centro del juego. Sus éxitos económicos de los últimos años le han permitido alcanzar a Francia y superar a Italia en términos de PIB por habitante (...). De paso, se ha vuelto a cuestionar el famoso cheque británico (...). La prensa eurofóbica acusa a Tony Blair de capitular (...). En respuesta, ha intentado (...) cambiar la disminución del cheque por una nueva bajada de las ayudas de la PAC (...).

La proposición británica ha levantado vivas protestas. El presidente de la Comisión, José Manuel Barroso (...) lo ha resumido con razón: 'Es un presupuesto para una mini-Europa'.

Pero a pesar de las críticas, Tony Blair podría conseguir sus fines. Por no haber tenido el coraje de definir una política europea y de explicar su opinión, el ardiente partidario de la ampliación se ha arriesgado a promover el euroescepticismo entre los países del Este, 19 meses después de su entrada en la Unión.