Transportes

Jorge Cosmen entra en el consejo de National Express al cerrarse la venta de Alsa

Alsa ya no es una empresa de propiedad española. National Express comunicó ayer a la Bolsa de Londres el cierre de la compra de la compañía fundada por la familia Cosmen y ahora vendida a la firma británica. Como parte del pacto, Jorge Cosmen, de 37 años, ha logrado asegurarse un sillón en el consejo de National Express.

La compañía británica, sin embargo, dejó muy claro que Jorge Cosmen se incorpora en calidad de consejero no ejecutivo, es decir, que no tendrá poder alguno de decisión en la gestión del grupo británico, a pesar de que inicialmente se quiso hacer pasar la venta de Alsa por una integración entre iguales de las dos empresas.

National Express pagará a los Cosmen 381 millones de euros, de los que 217 serán en metálico y los 164 restantes en 13,5 millones de acciones de nueva emisión, lo que dará a la familia una participación del 9,9% en el capital del nuevo grupo.

Barclays se mantiene como primer accionista destacado y las compras de Standard Life durante el mes pasado han relegado a los Cosmen al tercer puesto dentro del capital de National Express. Eso sí, los socios españoles han manifestado la voluntad de ir comprando más acciones del grupo de transportes.