Automóvil

Seat invertirá 700 millones y el comité convoca una huelga

El consejo de administración de Seat aprobó el viernes en Barcelona una inversión de 700 millones de euros para los próximos tres años. Este presupuesto, que se añade al desarrollo de nuevos modelos en el mismo período (versión larga del Altea), contó con el visto bueno de la matriz Volkswagen, puesto que el consejo de Seat está integrado por el presidente del consorcio alemán, Bernd Pischetsrieder, el de Audi, Martin Winterkorn, y el de Seat, Andreas Schleef.

Un comunicado emitido después de la reunión ordinaria reiteró el total apoyo a la marca española, aunque también reconoció la necesidad de realizar ajustes, en el mismo tono que en el último consejo celebrado en la Ciudad Condal en octubre pasado.

Menos fructífera fue una reunión previa de la dirección de Seat con los representantes sindicales en el marco de la negociación del expediente de regulación que prevé la supresión de 1.346 puestos de trabajo. Ambas partes mostraron su contrariedad por el estancamiento de las negociaciones. Según los sindicatos, la empresa se comprometió a aportar los datos segregados de fabricación por líneas de producción para los próximos ejercicios, información que finalmente la compañía no aportó. Seat tampoco accedió a ampliar el plazo de negociación del expediente, que cumple el plazo legal de un mes el próximo 4 de diciembre.

Ante el bloqueo creado, los sindicatos convocaron una nueva jornada de huelga para el próximo 1 de diciembre. Este es el segundo paro de 24 horas que se realizará desde la presentación del expediente. Los sindicatos dudaban sobre la necesidad de convocar una manifestación como la que colapsó Barcelona el pasado 10 de noviembre.

Por su parte, el consejero de Trabajo e Industria de la Generalitat catalana, José María Rañé, explicó que el conflicto sobre el excedente laboral en Seat 'lo deben negociar la dirección y los sindicatos', y lo único que puede hacer la administración es aportar un mediador. 'Nosotros no podemos retirar el expediente', aseguró Rañé. Mientras, los sindicatos señalaron que 700 empleados de Seat se han interesado por las bajas voluntarias y excedencias planteadas para reducir el expediente.