_
_
_
_
Hipotecas

Preparados para la subida de tipos

Alargar el plazo para pagar menos es una opción de los préstamos de cuota flexibleHipotecas

La subida que ha experimentado el euribor en octubre -de 0,194 puntos respecto al mes anterior hasta situarse en el 2,414%- y la que seguirá registrando en los próximos meses, a juzgar por los niveles diarios que está marcando el índice, ha disparado las alarmas de los hipotecados que revisan su préstamo próximamente.

Una de las opciones que puede paliar los efectos de una subida en la economía familiar es hacer uso de la cuota flexible que incorporan algunos de estos préstamos.

Estos productos específicos permiten realizar modificaciones en la forma de pagar las cuotas, bien repercutiendo la subida en el plazo de amortización, ampliándolo, o viceversa, o bien estableciendo periodos de carencia pactando la posibilidad de realizar modificaciones en el vencimiento de la operación.

La más manida ante situaciones de subida suele ser la primera, que se articula con determinadas limitaciones en función de cada producto.

Por lo general, las entidades que ofrecen este producto siempre establecen límites. BBK, por ejemplo, permite acortar o alargar el plazo del préstamo hasta en 10 años un máximo de cuatro veces durante toda la vida del préstamo. Además, también posibilita hacer uso de carencias intermedias de amortización de hasta 12 meses un máximo de tres veces durante toda la vida del préstamo.

Caja Navarra, por su parte, permite reducir o aumentar el plazo a partir del primer año del préstamo siempre que no se supere el plazo máximo de amortización de 30 años y que el cliente no esté haciendo uso del periodo de carencia en el momento de realizar la modificación. Para reducir el plazo, sin embargo, no existen limitaciones. Eso sí, si se realiza más de un cambio al año, el cliente deberá abonar una comisión de 60 euros.

Otra opción que permite esta entidad es la de aplazar el pago de hasta dos cuotas al año. En estos casos, el importe retrasado se distribuye a lo largo del plazo pendiente.

Para situaciones excepcionales, en las que el cliente no puede hacer frente a los pagos, Caixa Catalunya contempla lo que denomina Garantía de Espera, que son periodos en los que contempla la carencia total. Es decir, el cliente no paga capital ni intereses ante situaciones de paro, nacimiento de hijos, enfermedad o accidente grave.

Cuota Estreno y Cuota Cero son los productos que comercializa Caja Madrid para facilitar los pagos a sus clientes. El primer préstamo permite pagar cuotas más reducidas al principio del préstamo, mientras que el segundo permite diferir el pago de capital e intereses al segundo año. La Hipoteca Fácil de BBVA permite acortar y alargar plazos con un máximo de cinco ejercicios y siempre que el total no supere el plazo máximo de amortización de 30 años.

El éxito de estos productos es evidente. Un ejemplo de ello es que Ibercaja piensa lanzar uno con estas características próximamente. Y es que la subida de los tipos podría impulsar su contratación.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_