"Telecos"

La CE siembra la confusión sobre el conflicto de interés de Kroes en O2

Tres días después de la notificación de la opa de Telefónica sobre O2, la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, sigue sin saber si puede revisar el expediente. El retraso comienza a fomentar la confusión.

La Comisión Europea sigue sin saber qué comisario se encargará de la opa de Telefónica sobre O2. El expediente ha sorprendido a la titular de Competencia, Neelie Kroes, en el plena vigencia de su promesa de inhibición en casos relacionados con compañías donde ocupó puestos directivos. La operadora británica de móviles O2, sobre la que Telefónica ha lanzado una opa amistosa, figura entre ellas.

El presidente de la Comisión, José Manuel Barroso, tiene la última palabra sobre el posible conflicto de interés. Y de confirmarse, el expediente pasaría al titular de Mercado Interior, Charlie McCreevy.

'Se trata de una decisión del presidente y todavía no la ha tomado', explicaron ayer fuentes oficiales de la Comisión.

El número 2 de Kroes, sin embargo, intentó adelantarse a la conclusión de Barroso.

'Sin duda, ella puede hacerlo', declaró Philip Lowe, director general de Competencia, a la agencia Bloomberg. Desde la Comisión se respondía simplemente que 'Lowe es director general, no presidente de la Comisión. La decisión no está tomada'.

La confusión, sin embargo, estaba servida. Las agencias de noticias anunciaban ayer tanto la participación de Kroes en el expediente como su inhibición.

La holandesa ha tenido que ceder ya más de 15 casos desde que asumió el cargo en noviembre del año pasado. Pero la notificación de Telefónica plantea dudas porque su principal compromiso de inhibición concluye el próximo 22 de noviembre. 'Para cuando ella aborde el expediente, el plazo de un año habrá expirado', se apresuró ayer a concluir su director general Philip Lowe.

La comisaria europea de la Competencia se comprometió a no participar durante su primer año de mandato en ningún caso relacionado con sus antiguas empresas (O2, P&O Nedlloyd, Lucent, entre otras muchas), incluso si se trataba de decisiones empresariales adoptadas con posterioridad a su salida.

Y durante todo el ejercicio de su cargo, Kroes esta obligada a abstenerse de intervenir en asuntos relacionados con el periodo en que ella fue directiva de esas empresas.

La operadora O2 se encuentra, como mínimo, en el primer caso. Al menos, hasta el próximo martes. Pero la notificación de la opa de Telefónica cumplirá hoy su cuarto día de tramitación sin que el presidente de la Comisión se haya pronunciado sobre el posible conflicto de interés de Kroes en el análisis de la venta de su antigua empresa.

La dirección general de Competencia tiene abiertos en estos momentos 40 expedientes de autorización de fusiones empresariales. Todas tienen un plazo fijado para su resolución, incluida la de Telefónica/O2 (el 19 de diciembre).

Pero aún no se conoce qué comisario debe tramitar la que, en estos momentos, probablemente, es la operación más importante de ese listado en términos económicos.