Educación

El Gobierno negociará la reforma educativa, excepto religión

El Gobierno reiteró ayer que el proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) no se va a retirar, pero confirmó que se va a 'negociar con voluntad de acuerdo', excepto el capítulo dedicado a la religión. Las organizaciones convocantes de la manifestación del pasado sábado se mostraron 'esperanzadas, aunque escépticas' con el anuncio.

Al término del encuentro, el secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, compareció ante los medios para ofrecer la valoración de la reunión en nombre del Gobierno. Moraleda transmitió la satisfacción de Zapatero por el transcurso de la entrevista, en la que 'ha ganado la vía del diálogo y la voluntad de acuerdo'.

El secretario de Estado de Comunicación explicó que la ley garantiza que cualquier padre pueda 'escoger centro educativo y la clase de Religión' para sus hijos. También aseguró que esta materia será 'evaluable', pero no 'computable en los aspectos curriculares'.

En opinión del Gobierno, el auténtico pacto de Estado sobre la enseñanza tiene que estar centrado en la 'educación para la ciudadanía', lo que significa según Moraleda, que nadie imponga la 'libertad de su confesión a los demás'. El secretario de Estado insistió en que 'la ley debe respetar a los que tienen fe en una determinada confesión y a los que no la tienen'.

Asimismo, Moraleda indicó que Zapatero se ha comprometido ante los representantes de las organizaciones convocantes de la manifestación contra la LOE a que el tiempo no sea un obstáculo para la tramitación de la ley y ha insistido en que hay 'margen de negociación' antes de que la Comisión de Educación y Ciencia del Congreso apruebe el proyecto.

Moraleda destacó que es el ámbito parlamentario donde se producirán las conversaciones para mejorar la LOE y subrayó que quienes pretendían su retirada para que no hubiera reforma educativa no han logrado obtener sus frutos. También adelantó que hoy, viernes, está previsto que se inicien las conversaciones entre las asociaciones citadas ayer en Moncloa y el grupo parlamentario socialista.

Por otra parte, el secretario de Estado de Comunicación indicó que el compromiso de Zapatero es hablar con todos y que ayer mismo el presidente se dirigió a las organizaciones no confesionales del mundo educativo para mantener con ellas un encuentro 'de inmediato'.

Finalmente, Fernando Moraleda bromeó con que la carta enviada por el presidente del PP, Mariano Rajoy, a Zapatero para dejar a un lado las diferencias políticas con la finalidad de trabajar juntos y acordar un modelo educativo duradero, 'tiene una falta de ortografía'.

'Con margen para modificar'

El presidente de la Confederación Nacional Católica de Padres, Luis Carbonel, manifestó en nombre de todos los convocantes de la manifestación del fin de semana que existe una 'esperanza razonable de poder mejorar' el proyecto de LOE. Según Carbonel, el jefe del Ejecutivo explicó que hay margen para reforzar la seguridad jurídica de los padres en la libre elección de centro, el estatuto jurídico de los centros concertados, el respeto a los idearios de cada centro, potenciar el esfuerzo, y mejorar la admisión de alumnos y la posición del profesorado.