Unión Europea

La UE quiere regular la concesión de obras públicas a empresas privadas

La Comisión Europea ha anunciado su intención de regular la concesión de obras públicas a empresas privadas para "proporcionar transparencia" en la adjudicación de servicios del sector público, como transporte o sanidad. El objetivo, según el comisario europeo de Mercado Interior y Servicios, Charlie McCreevy, es incrementar la transparencia y crear "condiciones no discriminatorias que permitan a las entidades privadas contribuir a instalar infraestructuras y proveer servicios, por toda la Unión Europea, de forma que se repartan mejores valores para los contribuyentes".

Bruselas ha recogido las recomendaciones de la consulta impulsada por el Libro Verde sobre sociedades mixtas, público-privadas, de abril de 2004, en las que participaron 16 Estados Miembros, además de otras autoridades públicas de esos países, empresas y entidades públicas y privadas.

En concreto, analiza las formas de cooperación entre autoridades públicas y empresas, que pretenden llevar a cabo proyectos de infraestructura o proporcionar servicios públicos, tales como transporte, sanidad, seguridad, gestión de residuos y distribución de agua.

A través del estudio, Bruselas pretende marcar las pautas de aplicación de la normativa europea en la elección de socios privados en empresas de servicios públicos ocupadas conjuntamente por un socio público y uno privado. Igualmente, respecto a las llamadas sociedades público-privadas institucionalizadas (IPPP), la Comisión evaluará proponer una iniciativa legislativa sobre concesiones, que aclare el significado del término ''concesión'', así como las reglas aplicables a su adjudicación.

Legislación compleja

Los resultados del Libro Verde reflejan que la mayor parte de los consultados prefieren un enfoque de este tipo, que regule las pautas de actuación en la concesión de obras públicas, más que una legislación "de hecho y derecho".De modo que, según fuentes comunitarias, la Comisión Europea está trabajando en esta dirección con el objetivo de tener lista esa Comunicación Interpretativa

La decisión final sobre si se avanzará o no en las medidas sobre concesiones, así como su configuración concreta, respaldadas por los consultados, depende de un análisis en profundidad realizado por Bruselas, que incluirá una evaluación de impacto, y que será llevada a cabo a lo largo de 2006.

Según fuentes comunitarias, esos planes, que suelen implicar una legislación compleja y planes financieros, son utilizados ampliamente dentro de la Unión Europea, como por ejemplo en Reino Unido, bajo la máxima "más competencia, más transparencia".