Devolución del patrimonio

Fidalgo: "Quien gestionó la quiebra de PSV impulsa ahora el pago a UGT"

CC OO pidió ayer al Gobierno la retirada del real decreto que facilita la devolución a UGT del patrimonio sindical histórico, por entender que contamina la negociación laboral y las elecciones sindicales. Fidalgo pide que sea el Congreso el que decida quién es el titular de cada bien de patrimonio sindical y apruebe su devolución. Criticó que quien gestionó la PSV impulse ahora el pago a UGT, en alusión directa al secretario general de Empleo, Valeriano Gómez.

Comisiones Obreras aprobó ayer una resolución con el respaldo de todos los miembros de su Ejecutiva Confederal con la que exige al Gobierno que paralice el proceso de devolución del patrimonio sindical histórico a la UGT, para lo que ha aprobado un Real Decreto urgente el 28 de octubre. Con esta norma (ver Cinco Días de los días 4 y 5 de noviembre), que deberá ser validada por el Congreso de los Diputados, se cambia la valoración de los bienes incautados a los sindicatos tras la Guerra Civil y se da un plazo a las centrales afectadas (UGT y CNT) para que reclamen y justifiquen los bienes hasta el 31 de enero.

Con este mecanismo, el Gobierno restituirá a la UGT un flujo financiero suficiente para cancelar sus deudas con el Instituto de Crédito Oficial, que ascienden a casi 151 millones de euros. Esta deuda la contrajo el sindicato a partir de la crisis financiera de la cooperativa de vivienda PSV para hacer frente a sus responsabilidades.

La central que lidera José María Fidalgo critica duramente la actitud del Gobierno en este asunto, y es especialmente ácido con el actual secretario general de Empleo, Valeriano Gómez.

A este respecto la resolución dice textualmente: 'Queremos llamar la atención sobre la irregularidad y falta de respeto a cualquier principio ético que representa el hecho de que el principal gestor de la quiebra económica relacionada con este hecho, sea uno de los impulsores de la medida que criticamos y el más directo responsable en representación del Ministerio de Trabajo de la negociación que sobre la reforma laboral se está desarrollando'. Fidalgo recordó que el secretario general de Empleo actual fue el gestor de la Promoción Social de Viviendas tras la concesión del crédito del ICO para solventar la crisis financiera. Gómez fue nombrado por el Gobierno para gestionar la cooperativa en 1994.

El secretario general de Comisiones Obreras aseguró que 'Comisiones Obreras siempre ha defendido la devolución a sus legítimos dueños de los bienes incautados, tal como está recogido en los acuerdos vigentes sobre devolución de patrimonio'. Pero ayer aseguró también que la forma y el momento no eran las más adecuados, y pidió que el Gobierno debe retirar el Decreto, y anunció que se dirigirán a todos los partidos políticos para que 'se cree una comisión parlamentaria que estudie fehacientemente tanto la titularidad del patrimonio histórico como la del patrimonio acumulado, a fin de que con luz, taquígrafos y respeto a las normas democráticas se alcance una solución definitiva ... alejada de cualquier arbitrariedad'. Recordó que el patrimonio acumulado, al que tiene derecho CC OO, está aún sin inventariar.

Además, la central está dispuesta a acudir si es preciso a los tribunales contra la decisión del Gobierno. A su juicio, 'salvo que se persigan fines espurios o inconfesables, derivados de la actual configuración del mapa sindical, resulta imposible entender cuáles son las razones de urgencia y necesidad para hacer un Real Decreto'.

Fidalgo aseguró que aunque el pago del patrimonio a la UGT, 'sobre el que no estamos en contra, sino por la falta de oportunidad, condiciona la negociación laboral, no vamos a abandonar las mesas de negociación, porque el diálogo es un activo en este país; pero a nadie se le escapa que la actitud no será la misma si no se repara este asunto'.

'La actitud de Comisiones es cínica e injusta', según Valeriano Gómez

El secretario general de Empleo, Valeriano Gómez, considera que la actitud mantenida por Comisiones tras la decisión del Gobierno de devolver a la UGT su patrimonio histórico es 'cínica e injusta', y no hace comentarios a las veladas críticas personales que recoge en la resolución aprobada ayer por el sindicato. En declaraciones a éste periódico, Gómez asegura que 'no es cierto que la decisión adultere la negociación laboral, porque ejecutamos antes la devolución para que los sindicatos se sientan libres para decidir en la mesa de negociación; si lo hiciésemos después del acuerdo dirían que se trata de un pago por los servicios prestados'. Gómez aseguró que 'el Real Decreto está plenamente justificado, porque es una restitución de justicia, que se hace, además, en condiciones inferiores a las de mercado, ya que no se recoge todo el valor real del patrimonio incautado; hemos corregido un sistema de valoración petrificado a precios de 1986, y así y todo el monto de los bienes no estará muy alejado de lo que la UGT adeuda al ICO, cuya devolución está contractualmente ligada a la restitución de los bienes expropiados'.

Sobre su papel en la PSV, Gómez recuerda que 'cumplí con la obligación que me encargó el Gobierno en marzo de 1994 para lograr que se entregaran las casas'. Además, asegura que 'no hay marcha atrás en la decisión: es un acto de justicia'.