Vinos

Wall Street Journal dedica una amplia alabanza a los "revolucionarios" vinos catalanes Priorato

El diario financiero The Wall Street Journal dedica hoy, en su suplemento de fin de semana, una amplia alabanza a los vinos de la región catalana del Priorat, a la que atribuye una verdadera "revolución" en la elaboración de sus caldos.

El artículo, firmado por los expertos Dorothy J. Gaiter y John Brecher, reconoce que, en el pasado, los vinos de la región sufrieron una fuerte decadencia, hasta el punto de que la edición de 1970 de la clásica Enciclopedia del Vino se afirma que estos caldos eran buenos para "hacer sangría". "Hoy, quien se atreva a usar un ''priorato'' para hacer sangría debería ser arrestado en 14 Estados y en el distrito de Columbia", aseguran irónicamente los autores del diario.

En su artículo, relatan la revolución que la zona ha registrado en la última década, de mano de jóvenes viticultores que han decidido "convertir al Prioriat en una zona de calidad", combatiendo con "pasión y técnicas modernas" los obstáculos de un terreno inhóspito.

La uvas, señalan, crecen en terrazas, en un suelo de pizarra, pobre y volcánico, con buen sol y sin mucha lluvia, lo que crea un vino "escaso, extremadamente oscuro, altamente concentrado y poderoso".

El diario explica que el sector en la región no es muy grande, solo unos 645 productores que elaboran cada año 320.000 cajas, de las que 22.000 exportan a los Estados Unidos.

En general, son vinos aptos para paladear, "entintados y algo musculares", con niveles de alcohol de entre el 13,5 y el 14,5 por ciento. Al saborearlos, ofrecen una "intensa pureza de sabor, que es desafiante en algunos casos, especialmente en los vinos jóvenes. Y lo mejor, el final es totalmente seco, pero elevado por un pequeño gusto de acidez que le impide ser demasiado abrumador".

Estos vinos son generalmente caros, dice el artículo, pero merecen la pena por su alta calidad, aseguran los autores, que han realizado una cata entre una decena de caldos, cuyos precios oscilan entre los 30 y los 75 dólares.

Su preferido, aseguran, es el Scala Dei "Cartoixa Reserva", que cuesta 33,39 dólares la botella, una "auténtica ganga", aseguran.

Otros vinos calificados de "muy buenos" en el artículo son Solanes (Cims de Porrera, 2001), Clos Martínez (Mas Martínez, 2002), Dopix (Celler Mas Doix, 2002), y Montsalvat (Celler de la Cartoixa, 2000).