Conflicto

Los trabajadores secundan de forma masiva los paros en Seat

Un total de 5.000 trabajadores de las fábricas barcelonesas de Seat en Martorell, Zona Franca y los centros técnico y de recambios siguieron ayer los paros previstos en los turnos de mañana y mediodía, con cortes de carreteras incluidos. Los cuatro sindicatos representados convocaron concentraciones de tres horas y 25 minutos por turno que tuvieron un 'éxito total', según informaron portavoces de los representantes de los trabajadores.

Las empresas del grupo Seat cuentan con una plantilla de 16.000 personas. Los empleados salieron en manifestación con pancartas con el lema 'defensa del empleo y defensa de la marca' en cada uno de los turnos, ocupando las carreteras cercanas, la A-2 a su paso por Martorell y en la Ronda Litoral, en la entrada a la Ciudad Condal. Al cierre de esta edición, las mismas fuentes señalaron que aún faltaba el paro correspondiente al turno de noche, pero que 'el seguimiento había sido total' en los dos precedentes.

La empresa se limitó a valorar que no había habido ningún incidente dentro de las factorías, y que no habían calculado el número de vehículos que se habían dejado de producir durante los paros. Fuentes del sector aseguraron que la situación no será tan crítica como la de hace dos años, cuando la huelga convocada por uno de los proveedores cercanos a la planta de Martorell redujo en 5.000 unidades la producción de la factoría.

Tanto la dirección como los sindicatos confirmaron que ayer no existía un calendario de reuniones para desencallar las negociaciones. La dirección sigue planteando una reducción de jornada y sueldo del 10%, para compensar un excedente de 1.400 trabajadores, mientras que los empleados propusieron ayer una serie de medidas para aumentar las producciones de la factoría de Martorell y de componentes, adelantar prejubilaciones y repartir la carga de trabajo existente entre las líneas de producción de la factoría.

Otras medidas propuestas por los sindicatos y rechazadas por la dirección de la empresa fueron el adelanto del lanzamiento de nuevos modelos (el nuevo Ibiza y la versión larga del Altea) y la identificación de Seat como la marca deportiva de Audi. Incluso han llegado a plantear la entrada en el accionariado de las administraciones públicas. 'La empresa ya fue del Instituto Nacional de Industria (INI)', comentó un representante sindical.

Con todo, la compañía no ofrece alternativas a la reducción de sueldo, sólo la presentación de un expediente en caso de que el conflicto se dilate y se repitan las movilizaciones. Los sindicatos han anunciado que en caso que la empresa presente expediente potenciarán los paros, las acciones informativas y las movilizaciones.

La empresa sólo ha advertido de que presentará un expediente si no avanzan las negociaciones, pero no ha concretado la cantidad de trabajadores que afectaría, ni si se trataría de una extinción de empleo o una suspensión temporal.