Automoción

El regulador de EE UU abre una investigación formal a GM

La SEC anunció ayer que ha abierto una investigación formal a General Motors. El regulador ha emitido citaciones en relación con la contabilidad de sus pensiones y beneficios sociales, transacciones con Delphi y otros costes relacionados con sus proveedores. Además, tanto la SEC como un gran jurado han emitido citaciones a la filial de financiación GMAC, en el marco de una investigación más amplia abierta hace meses y que involucra a otras entidades sobre pólizas de seguros de riesgos finitos.

Los rumores no fueron totalmente tomados en serio en plazas abiertas antes de que, desde Nueva York, la portavoz de GM los calificara de infundados. Pero la investigación formal de la SEC sí pesa en una compañía que tiene su bono calificado de basura, acumula pérdidas de 3.811 millones de dólares, una fuerte erosión de su cuota de mercado y gravosos costes laborales en EE UU, su mercado más importante.

El hecho de que la SEC haya mandado estas citaciones confiere formalidad a una investigación sobre pensiones que comenzó hace un año y que se abrió informalmente sobre otras seis compañías entre las que estaban Delphi (ex filial de GM ahora en suspensión de pagos), Boeing y Navistar. La investigación está enfocada a averiguar si GM hay alguna conexión entre la contabilidad de las pensiones y las cuentas de la compañía de tal manera que se hayan manipulado los resultados. Los estándares contables por las pensiones han sido criticados en los últimos años porque hace posible la manipulación de beneficios.

Otras citaciones se refieren a las transacciones con los proveedores y sobre todo con su ex filial Delphi y la forma que tienen estas compañías de pagar o compartir los costes de piezas que han sido llamadas a revisión. La SEC además quiere saber más sobre sus relaciones con Delphi porque esta compañía hizo una enmienda a sus cuentas por este punto que no fueron mostradas por la automovilística.

Atentos a

El regulador estadounidense quiere recabar información sobre la contabilidad de las pensiones del fabricante y de las transacciones con Delphi y sus proveedores.

General Motors acumula unas pérdidas de 3.811 millones de dólares