_
_
_
_
Huelga por la subida del petróleo

Los pescadores colapsan varios puertos mediterráneos

La huelga de pescadores en demanda de un gasóleo más barato (30 céntimos) tiene colapsados varios puertos del Mediterráneo y amenaza con desabastecer de pescado varias lonjas. Además, ayer miles de pasajeros no pudieron embarcar para hacer trayectos entre Baleares, Cataluña y Valencia.

El puerto de Barcelona llegó ayer al colapso al contabilizar ocho barcos fondeados sin poder entrar en las instalaciones portuarias y otros 16 atracados. El conjunto de viajeros afectados alcanzaba los 2.000 a última hora de la tarde de ayer. Trasmediterránea contaba con dos barcos atracados en el Puerto, y un tercero que viajaba de Palma de Mallorca y que quedó fondeado delante de la Ciudad Condal. La línea regular de pasajeros Cristal Serenity fue la que pasó por la situación más dramática, puesto que un barco de esta línea tuvo que viajar hasta la localidad francesa de Séte. Al no poder entrar en este puerto, tuvo que volver a Barcelona, donde se quedó sin gasolina y alimentos para sus 300 pasajeros.

La actividad de carga y descarga estuvo paralizada, y los gestores del puerto asegura que 'estamos a un punto del colapso entre importación y exportación'. Incluso llegó a cuantificar las pérdidas diarias en unos tres millones de euros. En el puerto de Tarragona la situación en muy parecida, aunque a menor escala, donde 24 barcos mercantes generalistas, además de petroleros, no han podido descargar.

El puerto de Valencia llevaba camino anoche de convertirse también en un cuello de botella del tráfico marítimo, con decenas de barcos fondeados en las proximidades del recinto al no poder entrar en el mismo. Según los cálculos estimados por la Autoridad Portuaria de Valencia, en caso de mantenerse el bloqueo, a mediodía de hoy miércoles habrá 36 barcos de mercancías que no podrán entrar en el puerto. Ayer por la tarde eran 17.

Mientras, en el interior del puerto valenciano seguían 13 cargueros de los cuales siete estaban esperando para salir y otros seis aún realizaban tareas de carga y descarga, aunque con el paso de las horas estaba previsto que fueran finalizando las operaciones. Entre los atrapados hay dos barcos de pasaje, el crucero Voyager y el Sorolla de Trasmediterránea. Precisamente esta compañía ha visto afectada buena parte de su actividad. Unos 3.000 pasajeros y 700 camiones no han podido realizar sus trayectos fundamentalmente entre la península y Baleares, aunque también está afectada la ruta Alicante-Orán.

Además, los trabajadores de Mercavalencia se unieron al paro de los pescadores, y decidieron no suministrar pescado en la madrugada de hoy. En el puerto de Denia (Alicante) Baleària suspendió dos de los servicios que realiza desde las Islas Baleares ante la imposibilidad de entrar al puerto. Al margen de los bloqueos de las bocanas, varios grupos de pescadores en distintas localidades de la provincia alicantina protagonizaron incidentes en lonjas y mercados, volcando algunas cajas de pescado.

En los puertos andaluces también se han mantenido bloqueados los puertos en las dos últimas jornadas, especialmente en los cinco de la costa malagueña.

Espinosa convoca a las cofradías para reunirse hoy

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación ha convocado para esta tarde al sector pesquero para debatir las ayudas por el encarecimiento del gasóleo, después del fracaso de la reunión del domingo. Ese día, los representantes de las cofradías rechazaron de plano la oferta gubernamental de mejorar en un 40% la subvención que se paga hasta ahora por cada litro consumido, hasta quedar en 8,4 céntimos, además de crear dos mesas para buscar ayudas en los campos fiscal y de seguridad social. El secretario general de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores sostiene que en el sector dolió que por parte gubernamental acudiese un secretario general técnico. Con el avance de las presiones en los puertos, será la ministra quien encabece el otro lado de la mesa en la próxima ronda negociadora.El acuerdo no parece fácil, habida cuenta de que los pescadores exigen pagar sólo 30 céntimos por cada litro de gasóleo repostado en el surtidor. Fuentes del Ministerio informaron a Cinco Días de que no es descartable alcanzar un acuerdo de limitación del pago, aunque 'en una cantidad más realista de la que plantean' los pescadores.La ministra Elena Espinosa, pidió ayer desde Luxemburgo a los pescadores que 'pongan fin a actos radicales', en referencia a los bloqueos en los puertos mediterráneos y recordó que 'el Ministerio tiene las puertas abiertas; no las hemos cerrado en ningún momento' a la hora de negociar. Los pescadores piden un precio del gasoil igual al que pagan los franceses. Desde Agricultura sostienen que, hace un año, los armadores franceses comenzaron a constituir un fondo con la administración para asegurar un precio, 'algo que en su día rechazaron en España'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_