Ayudas a la agricultura

Mandelson teme que se cancele la próxima reunión de la OMC si no ofrece reducir las ayudas agrarias

El comisario europeo encargado de negociar la reducción de las ayudas a la agricultura con la OMC, Mandelson, ha jugado su carta, ante la negativa de Francia y otros países como España de reducir las subvenciones: dice temer que la OMC anule la próxima reunión y culpe a la UE, si no hace una oferta en este sentido. Por otro lado, un grupo de 11 países, entre ellos España, han reafirmado hoy su rechazo a la reforma del sector del azúcar en una carta. La Comisión Europea ha mantenido su posición y sólo ha dado muestras de flexibilidad respecto al fondo de reconversión de fábricas para que abandonen la actividad.

El comisario europeo de Comercio, Peter Mandelson, y la comisaria europea de Agricultura, Mariann Fischer Boel, han escrito una carta para expresar su mensaje. Creen que la Organización Mundial de Comercio (OMC) anulará la reunión de diciembre en Hong Kong si no hacen nuevas propuestas. Esta semana decidirán si presentan nuevas propuestas pero advierten de que no hacerlo supondría "una crisis en las negociaciones que provocarían la anulación de Hong Kong, con la UE como responsable".

En la misiva, afirman que si en los próximos días no hay suficientes progresos en las discusiones agrícolas "no quedará tiempo" para hacer el trabajo que queda en otros sectores (bienes industriales y servicios) hasta la sesión de Hong Kong, en la que la OMC quiere impulsar la Ronda para la liberalización comercial.

Mandelson y otros países encabezados por Francia, entre los que también está España, mantienen un duro tira y afloja por la disminución o no del 70% de las ayudas europeas a la agricultura, como propone el comisario inglés.

Bloqueo de la reforma del azúcar

El Consejo de Agricultura discutió de nuevo sobre la reforma de la Organización Común de Mercado (OCM) del azúcar que la Comisión cree ¢absolutamente necesario¢ aprobar en noviembre.

La posición de los ministros no cambió demasiado respecto a debates anteriores y el grupo de 11 países que rechaza las propuestas de Bruselas pidió en una carta a la comisaria europea del ramo, Mariann Fischer Boel, que cambie sus propuestas.

La carta está firmada por España, Grecia, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Hungría, Portugal, Eslovenia, Finlandia y Polonia. Estos países reclamaron rebajas de precios significativamente inferiores a las que pretende la CE (-39% en azúcar y -42,5% en remolacha) y además, solicitaron un aumento de las compensaciones directas para los remolacheros y otros trabajadores afectados por la reconversión que quiere emprender Bruselas.