Pesca

Al menos 4.000 pasajeros de Transmediterránea y Baleária, afectados por la huelga de pescadores

Al menos 4.000 pasajeros de las compañías Trasmediterránea y Baleária han resultado hoy afectados por el bloqueo de los puertos valencianos y catalanes. La huelga de los pescadores por el alza del petróleo también ha impedido el transporte por barco de unos 800 camiones con carga.

Los pescadores han intensificado hoy sus acciones de protesta por la falta de acuerdo con el Gobierno sobre las subvenciones del gasóleo. Este colectivo mantiene bloqueados más de media docena de puertos del Mediterráneo, entre los que se encuentran el de Tarragona, Murcia, Castellón, Valencia, Almería, Alicante y Barcelona.

El presidente del puerto de Barcelona, Joaquim Coello, ha afirmado que la actividad es "nula", las terminales están "casi saturadas" de contenedores, las pérdidas económicas directas están valoradas en 3 millones de euros al día y el bloqueo ya ha afectado a 2.000 personas.

Fuentes de la compañía Trasmediterránea indicaron que la protesta de los pescadores de los puertos del levante peninsular les ha obligado a anular el viaje de 7 buques con pasaje y carga entre los puertos de Valencia y Barcelona y las Islas.

Un portavoz de Baleária explicó que a lo largo del día se suprimieron 15 trayectos marítimos de las Islas con la Península, que afectaron a un millar de pasajeros y a un centenar de camiones.

Pero hay más. A parte de las líneas regulares, varios cruceros no han podido atracar. Como el Crystal Serenity, que procede de Palma de Mallorca con 750 personas y la previsión de embarcar a otras 950. "Va muy corto de suministro de combustible, agua y avituallamiento", según una información facilitada por el puerto, que ha indicado que necesariamente "deberán cargar al llegar a Barcelona para seguir seguramente hacia Gibraltar".

O el crucero Costa Mágica, con 700 pasajeros, desviado a Palma. Las 350 personas que debían subir a este barco en Barcelona han tenido que ser trasladadas a en autocares al aeropuerto para trasladarlos a la capital balear en vuelos chárter y regulares.

Además, ya se han registrado algunos incidentes. En Denia, un grupo de pescadores vertió combustible sobre el pescado expuesto en una pescadería, a la que horas antes habían acudido para solicitar que cesaran la venta en señal de apoyo a sus reivindicaciones. Allí, la Guardia Civil ha comenzado a exigir la documentación a los pescadores que impiden la entrada al puerto.

El gobierno ofrece §diálogo§

Las cofradías de pescadores, que reclaman la creación de un fondo de garantía que les permita comprar gasóleo a 0,30 euros el litro, no llegaron ayer a un acuerdo con el Ministerio de Agricultura y Pesca, que estima que las ayudas son las máximas que puede ofrecer. La ministra, Elena Espinosa, afirmó no tener margen de maniobra para aumentar más la oferta de ayudas al gasóleo para los pescadores, porque ya cubre el 100% del aumento de precios. Además, lanzó un llamamiento a los representantes del sector para que sean "sensatos y realistas".

Sin embargo, hoy, en respuesta a las movilizaciones que están bloqueando hoy los principales puertos, Espinosa ha pedido a los pescadores que cesen sus acciones "radicales" y ha asegurado que su departamento está dispuesto al "diálogo" para encontrar soluciones. Así, ha convocado para mañana a los representantes del sector para debatir la propuesta del Ejecutivo.

Medidas de protesta

En concreto, en Barcelona, una treintena de embarcaciones de pescadores de la cofradía de esta provincia y del Alto y Bajo Ampurdán mantienen desde hace diez horas cerrado el puerto, al igual que sucede con el de Tarragona por tercer día consecutivo. Fuentes de los pescadores han indicado que se mantendrá esta situación de bloqueo indefinido en las dos bocanas del puerto barcelonés hasta que el ministerio de Agricultura y Pesca atienda sus peticiones. La flota de bajura catalana pretende que el Gobierno les garantice que en el surtidor el gasóleo se va a cobrar a 0,30 céntimos, "ni uno más", según el presidente de la Federación Nacional de Cofradías, Juan Cervantes.

Mientras, en Almería alrededor de 20 embarcaciones de arrastre y cerco están bloqueando desde primera hora de la mañana la entrada al puerto comercial, una medida que pescadores y armadores acordaron en Asamblea poco después de las 6:00 horas de hoy. Pescadores y armadores tienen previsto decidir en torno a este mediodía si seguir o no con la protesta.

En la región de Murcia, medio centenar de embarcaciones pesqueras han impedido la entrada de una decena de mercantes al muelle de Cartagena y de Escombreras. También están bloqueados los puertos de la Comunidad Valenciana. Así en el puerto de Valencia hay unas 30 embarcaciones interrumpiendo la actividad, mientras que en los puertos de Sagunto y Gandia de momento no se ha bloqueado la llegada y salida de buques. En el de Alicante, unos 70 pesqueros bloquean la actividad marítima y hay cuatro barcos de contenedores y mercancía fondeados y esperando su entrada, mientras en los puertos de Castellón y Denia (Alicante) también registran una interrupción de la actividad.

Por otro lado, las cofradías de pescadores de Cantabria tienen previsto reunirse hoy en Santander para analizar la propuesta de ayudas del Ministerio de Agricultura y Pesca y no descartan convocar movilizaciones.

En Galicia, ayer la Federación Galega de Cofradías de Pescadores decidió suspender los paro. Sin embargo, se acordó celebrar una "gran manifestación" el próximo día 6 en Santiago, si antes la Administración no soluciona el problema de la carestía del combustible para los barcos de pesca.

Sin acuerdo

Estas medidas de protesta que se repiten en otros puertos de España, se producen después de que los representantes de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores rechazaran el domingo la propuesta del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) por entender que es insuficiente y que no supone ningún avance respecto a ofertas anteriores.

En concreto, el Ministerio ofreció al sector un aumento de la ayuda al gasóleo de un 40% respecto al montante otorgado el año pasado, de forma que se pasase de 6 céntimos de euro por litro a 8 céntimos a través de ayudas de 'minimis' para el periodo que va de septiembre de 2004 a septiembre de 2005. El coste total de esta medida rondaría los 10 millones de euros. Sin embargo, los representantes del sector consideran este ofrecimiento 'insufiente'.

Otras demandas del sector

Además del precio del carburante, los pescadores pretenden obtener una reforma legal urgente del sistema de subasta, ya que actualmente las lonjas sólo subastan a la baja y eso hace imposible trasladar al pescado las subidas del petróleo. También se piden más controles sanitarios sobre la pesca que entra en España de otros países y una ley específica que permita a los armadores pesqueros comercializar paquetes turísticos en los que se pueda vivir la experiencia y la cultura del mundo de la pesca.

Los pescadores de bajura, que son los que lideran la protesta en el Mediterráneo, tienen previsto crear una plataforma el próximo miércoles con los pescadores de altura y media altura para unir fuerzas de cara a conseguir los descuentos en su gasóleo profesional.