Inspección

Técnicos de Hacienda avisan de falta de control sobre 58.000 empresas

Los técnicos financieros del Ministerio de Economía y Hacienda, agrupados en el sindicato Gestha, denunciaron ayer lo que, en su opinión, supone un 'agujero negro' en la inspección de las medianas empresas. El colectivo, que representa a los más de 2.000 subinspectores de Hacienda del Estado, calcula que el 95,8% de las empresas que facturan entre 1,8 y 6 millones de euros (57.753 de las 60.199 censadas) están escapando al control de la Agencia Tributaria.

La razón estriba, a su juicio, en que la cúpula de la Agencia está desviando gran parte de los efectivos de que dispone para la lucha contra el fraude hacia las empresas que ingresan más de 6 millones de euros, 'dejando poco más de 200 inspectores' para todas las sociedades de tamaño medio. ' Con 208 inspectores sólo se alcanza a controlar al año a unas 2.450 medianas empresas', avisan desde Gestha. El problema se agranda si se tiene en cuenta que la mayoría de las empresas que se encuentran en este tramo intermedio no tienen obligación de ser auditadas al facturar menos de 4,7 millones de euros, tener menos de 50 empleados o contar con activos inferiores a 2,3 millones.

Según el colectivo, en algunas comunidades este problema es grave. En Aragón y Murcia, por ejemplo, sólo se dispone de 4 inspectores de Hacienda para controlar a más de 2.000 empresas medianas. La situación es tal que la Agencia Tributaria 'tardaría una media de 24 años en completar la inspección' de todas las empresas debido a la falta de efectivos, según Gestha. El colectivo reclama que se eleve la plantilla de inspectores del organismo y que se permita a los técnicos de Hacienda realizar comprobaciones generales sobre estas empresas, además de las parciales (abreviadas) que ya efectúan, en apoyo de los inspectores.

Rechazo de Hacienda

Desde el Ministerio de Hacienda se rechaza que existan 'agujeros fiscales' por falta de medios. Fuentes de la Agencia Tributaria señalaron a Cinco Días que los cálculos de Gestha presuponen que todas las empresas cometen fraude. Frente a ello, la Agencia Tributaria trabaja seleccionando previamente a las empresas con mayor potencial de defraudar. Tales actuaciones selectivas 'han crecido este año un 26%'.