Carburantes

La ayuda a los pescadores suma 6.000 millones en diez años

Los pescadores mantuvieron ayer la presión para obtener más ayudas para compensar la subida del gasóleo. Fuentes gubernamentales afirman que hay margen para seguir negociando, pero recuerdan que el sector ha recibido unos 5.853 millones de euros en ayudas y compensaciones en once años.

La mayoría de las cofradías de pescadores de bajura continuó ayer con sus flotas amarradas en protesta por el alza del gasóleo, mientras la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, reiteró que está dispuesta a reunirse para 'aclarar' una situación que, en su opinión, 'no encaja con la realidad'.

Las protestas afectan ya a varias infraestructuras: los puertos de Tarragona, Valencia, Castellón y Alicante fueron bloqueados por numerosos barcos, mientras en Barcelona amenazaban con hacer lo propio. Cincuenta embarcaciones bloquearon el puerto de Valencia, informa Ximo Clemente, lo que ha dejado en puerto a siete buques e impedido la entrada de once. Varios ferries con destino a Baleares fueron suspendidos.

La reunión del domingo fracasó después de que las cofradías rechazasen la oferta gubernamental: subir la ayuda directa por litro un 40%, hasta 8,4 céntimos, y constituir dos mesas para buscar ayudas adicionales en términos de seguridad social e impuestos. La Federación Nacional de Cofradías de Pescadores sigue pidiendo limitar el precio pagado por litro de gasóleo a 30 céntimos, frente a los no menos de 72 que cuesta en el surtidor.

Fuentes de Agricultura sostienen que la ayuda directa para compensar por la subida del gasóleo en el último año ha superado los 7,5 millones de euros. La pesca, un sector que emplea directamente a 53.000 personas e indirectamente a 250.000, se encuentra en proceso de reestructuración y ha centrado ayudas comunitarias, estatales y autonómicas por valor de 5.853 millones de euros desde 1994. José Manuel González, secretario general de la federación de cofradías, sostiene que la mayor parte proviene de la UE, y son fondos destinados a reestructurar el sector 'que no tienen nada que ver con el problema actual'.

En el Ministerio dicen estar abiertos a seguir negociando, aunque califican de 'poco realista' la pretensión de los 30 céntimos: 'el gasóleo costaría menos que en Francia, donde está en 32 céntimos porque el sector sí aceptó crear un fondo con la Administración el año pasado, cuando el combustible era mucho más barato que ahora'. Las cofradías mantienen estrategias individualizadas de cara a buscar sus objetivos, pero González insiste en calificar la situación de 'muy tensa'. Fuentes de Agricultura no descartan establecer el sistema francés, aunque a un precio superior al exigido por los pescadores.

La disputa sobre el momento de la ayuda

Las cofradías sostienen que el centro de la discrepancia es el momento de percepción de la ayuda: 'La situación se ha tensado porque las del año pasado tardaron muchos meses en percibirse. Los pescadores exigen que la ayuda se les descuente directamente del surtidor', afirma el secretario general.

El sector rechaza la oferta del Gobierno y pide que se garantice un precio fijo de 0,3 euros por litro de gasóleo, emulando el sistema adoptado en Francia. Se trata de una especie de seguro que garantiza un precio fijo mediante un fondo dotado por la Administración y las empresas.

Agricultura sostiene que el sector rechazó constituirlo hace un año, porque requiere una aportación y un compromiso de cantidades compradas. No descarta llegar a un precio algo más alto del pedido, aunque el sistema 'no se implanta de un día para otro'.