Ferrocarril

CAF exporta el primer AVE español al lograr un pedido de trenes en Turquía

La empresa vasca CAF se ha convertido en el primer fabricante español de trenes que consigue suministrar unidades de alta velocidad de tecnología nacional a una operadora extranjera.

La red de Ferrocarriles Turcos (TCDD) le adjudicó ayer un contrato para construir 10 trenes capaces de circular a 250 kilómetros por hora para la línea AVE de 600 kilómetros de longitud que unirá Ankara con Estambul. La fecha fijada para la inauguración será 2008 y el tiempo estimado de viaje, tres horas. En la construcción de esta importante infraestructura participa la empresa española OHL. El importe del contrato logrado por CAF asciende a 180 millones de euros.

La empresa vasca ha debido desbancar en esta licitación a dos duros competidores; el constructor canadiense Bombardier y a la alianza de las japonesas Mitsubishi e Hitachi.

Los trenes AVE de CAF estarán fabricados en aluminio. Cada convoy se compondrá de 6 coches de pasajeros, distribuidos en dos clases, primera y segunda. Una de los vagones se dedicará a cafetería y todos estarán habilitados para personas con movilidad reducida.

Fuentes de CAF señalaron que la tecnología aportada por la compañía para este contrato está basada en los trenes ATPRD de ancho de vía variable cuyo suministro fue adjudicado por Renfe para dar servicio (dentro de pocas semanas) en la línea española de alta velocidad entre Madrid, Lleida y Barcelona. Estos trenes cuentan con un sistema denominado Brava que les permite circular por vías con diferente ancho, aunque su versión turca no llevará incorporado este tipo de rodadura. CAF considera que el pedido realizado por Renfe es el que les ha abierto las puertas para lograr el contrato de Turquía.

El grupo vasco cuenta con fábricas en Beasain, Irún y Zaragoza. Ha constituido, junto con Santana, una filial ubicada en Linares. Tiene también plantas en Estados Unidos y México y centros de mantenimiento en Europa y América.