Fondos

El bono español a 30 años atrae a los fondos de pensiones

La necesidad creciente que tienen los planes de pensiones de invertir en activos de muy largo plazo ha disparado el interés de los gestores por el bono español a 30 años. La demanda es de tal magnitud, que en la subasta que se celebra el miércoles podría fijarse el tipo de interés más bajo de la historia.

Los planes de pensiones de todo el mundo necesitan dos billones de dólares (1,6 billones de euros) en bonos con una maduración superior a los 10 años, según un informe de Goldman Sachs de principios del mes de septiembre. Alrededor de 500.000 millones de euros serán emitidos por Gobiernos a lo largo del año que viene.

Esta escasez de oferta, o más bien, el extraordinario aumento de la demanda, explica que las subastas que realizan los Gobiernos estén sobresuscritas, lo que les está permitiendo obtener financiación a largo plazo a unos tipos de interés muy bajos.

Mañana tiene lugar una subasta de bonos españoles a 30 años, la segunda que se produce este año de un activo de tan larga duración. Los analistas estiman que el tipo de interés que se fijará en la subasta se situará en torno al 3,7%, frente al cupón del 4,2% emisión. Se trataría del tipo más bajo fijado en una subasta de obligaciones.

En la última subasta de obligaciones españolas a 30 años, que tuvo lugar el 16 de junio, se fijó un tipo de interés del 3,9% y la demanda más que duplicó al efectivo adjudicado finalmente.

'Todos los bonos de plazos más largos se los están quedando los planes de pensiones', explica José Carlos Díez, responsable de análisis de Intermoney.

La razón de esta demanda reside en la necesidad que tienen los fondos de pensiones de invertir en activos que con lo que puedan hacer frente a las prestaciones a medida que los ahorradores se vayan jubilando.

El progresivo envejecimiento de la población explica la creciente demanda de activos de largo plazo por parte de los fondos de pensiones. Pero no es la única razón.

'Los Gobiernos están obligando a los fondos de pensiones a ajustar sus carteras de riesgo en función de la edad de los ahorradores', explica Díez. 'A medida que avanza la edad del ahorrador es necesaria más presencia de renta fija'.

Países como Reino Unido y Holanda ya han modificado sus legislaciones en este sentido. 'El cambio en Holanda puede llevar al resto de los Gobiernos en la misma dirección, por lo que los fondos de pensiones se están preparando', afirma Arlo Carrió, analista de Sabadell Banca Privada.

Esa demanda ha provocado una caída del rendimiento de los bonos a 30 años del entorno del 5% al 3,7% actual.