Conferencia

España y Marruecos acuerdan celebrar una cumbre euroafricana sobre inmigración

España y Marruecos acordaron ayer en Rabat proponer la celebración en Marruecos de una Conferencia ministerial euroafricana que reuniría a todos los países concernidos por la inmigración irregular.

El anuncio figura en la declaración conjunta divulgada al término de la reunión celebrada en Rabat por los ministros de Exteriores de los dos países, Miguel Ángel Moratinos y Mohamed Benaissa.

Esta conferencia, en la que participarán los países de origen, tránsito y destino, tendrá por objetivo 'abordar todos los aspectos de la migración y establecer mecanismos concertados de gestión de los flujos migratorios sobre la base de un partenariado que tome en consideración el vínculo entre migración y desarrollo'.

España y Marruecos acordaron también establecer un comité mixto interministerial que se reunirá 'a la mayor brevedad posible' para 'aportar soluciones adecuadas y duraderas a los problemas de la migración ilegal'.

Estas soluciones, según la declaración conjunta, tendrán en consideración 'el respeto de los derechos individuales y colectivos, la lucha contra las redes de tráfico ilegal de personas y la cooperación técnica frente a un problema que afecta al conjunto de la región'.

La declaración expresa la 'satisfacción' de los dos países por la 'calidad de su colaboración en el ámbito de la migración' y subraya que España y Marruecos 'se felicitan en particular por los resultados obtenidos en la lucha contra la migración ilegal'.

Alerta comunitaria

Por otra parte, la Comisión Europea tiene previsto aprobar hoy miércoles una propuesta para crear un sistema de información y alerta previa de las decisiones o iniciativas importantes sobre inmigración, como las regularizaciones de ilegales, que pueden afectar a todos los Estados miembros de la UE.

Asimismo, adoptará otras dos propuestas relativas a la obligación de disponibilidad de la información que se intercambia en el marco de la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado.

El sistema de información y alerta previa que propondrá la Comisión es una idea que se barajaba desde hace tiempo en el seno de la UE pero cuya elaboración se aceleró a raíz del proceso de regularización de inmigrantes en España, el pasado mes de febrero. Alemania y Holanda criticaron la forma en la que España puso en marcha ese plan de regularización.