Consejo

Piëch se enfrenta hoy a una 'rebelión' en el consejo de Volkswagen

El consejo de supervisión de Volkswagen celebra hoy una de sus sesiones más agitadas en las últimas décadas. Parte del consejo pretende forzar la salida del presidente de este órgano y ex presidente del grupo, Ferdinand Piëch, pues temen que el control de la compañía pase a manos de Porsche, según el diario Finantial Times Deutschland. El 50% del capital de Porsche está en manos de las familias Piëch y Porsche. Piëch es nieto del fundador del fabricante de deportivos.

Esta circunstancia cobra especial relevancia, toda vez que el viernes, Porsche se convirtió en el primer accionista del mayor fabricante de coches tras adquirir el 18,53%, por delante del 18,2% que controla el land de Baja Sajonia.

El pasado viernes, el rotativo alemán calculaba que de cinco a diez consejeros accionistas tienen intención de respaldar la rebelión, así como los dos representantes del Gobierno de Baja Sajonia.

Los representantes de los empleados, sin embargo, parecen más proclives a alinearse con Piëch. 'No tenemos ninguna intención de participar en un putsch', afirmó.

Representación 'adecuada'

Porsche ha irrumpido en el capital de Volkswagen con el argumento de frenar una posible opa hostil. Las autoridades de competencia alemanas han dado luz verde a la transacción. Tras convertirse en primer accionista de Volkswagen, Porsche anunció el viernes en un comunicado que solicitará una representación 'adecuada' en el consejo de supervisión.