Divisas

El euro rebota desde zona de mínimos

La volatilidad se ha cebado esta semana en el mercado de divisas. El euro ha oscilado con virulencia, ora subiendo ora bajando, según las noticias económicas provenientes de Europa y Estados Unidos favorecían la fortaleza o debilidad de ésta o aquélla región.

El lunes fue el dólar el que tomó impulso y se apreció con fuerza frente al euro, asentando la zona de mínimos de la divisa europea en torno a 1,19 euros en los que había terminado la semana anterior. El dólar subió tras conocerse el dato del índice ISM manufacturero, cuya mejora frente a lo esperado infundió optimismo en torno al crecimiento estadounidense.

Dos días después, la situación se daba la vuelta, esta vez por el índice de gestores de compras en Estados Unidos, que esta vez sí, fue peor a lo que esperaba el mercado. Este dato dio pie a la debilidad del dólar con el consiguiente impulso para la divisa europea, que inició su despegue desde la zona de mínimos. El jueves esta tendencia se acusó todavía más. Aunque esta vez el detonante fueron las noticias provenientes de Europa las que provocaron una fuerte apreciación del euro frente al dólar.

La divisa de la zona euro experimentó su mayor apreciación desde agosto de 2004, hasta 1,21 dólares, gracias a la intervención del Banco Central Europeo, que en su reunión en Atenas decidió mantener los tipos en el 2%. El presidente de la institución, Jean-Claude Trichet, dejó entrever en su discurso que el supervisor monetario europeo es más partidario de subir los tipos de interés que de bajarlos.

La divisa cerró la semana con un ligero recorte tras retomar impulso el dólar, esta vez gracias a un dato de empleo en Estados Unidos bastante mejor a lo esperado.

DEUDA

Aumentan las expectativas de subidas de tipos de interés en Europa. El rendimiento de la deuda a largo plazo ha repuntado en las últimas dos semanas. Tras tocar mínimo en el 3,005%, el bono español a 10 años ha subido con fuerza hasta la zona del 3,13%.