EDITORIAL

La Bolsa toma un respiro

Tras semanas de ascenso imparable, la Bolsa ha empezado a mostrar señales de vértigo. El Ibex perdió el viernes un 0,17% y, tras tres días consecutivos de recogida de beneficios, registró un descenso semanal del 0,75%. Apenas un leve reajuste a la baja que resulta saludable para que los inversores se tomen un respiro y analicen con algo más de perspectiva la situación del mercado.

El índice bursátil rozó el martes los 11.000 puntos y ha superado ya con creces lo que los analistas preveían para todo el año. Pese a ello, la mayoría de los expertos creen que aún tiene recorrido al alza, sobre todo ahora que el precio del petróleo empieza a moderarse. Sí parece conveniente, sin embargo, que los inversores sean especialmente selectivos con sus apuestas ahora que los precios de las acciones se mueven en niveles que pocos auguraban hace apenas unos meses.