Modelo social

Zapatero niega que la reforma laboral atraviese un "parón" y pide más tiempo para el acuerdo

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reconocido hoy que en las negociaciones para la reforma laboral hay un "conflicto evidente" de intereses entre empresarios y sindicatos, pero niega de forma tajante que la reforma esté atravesando un "parón" o una fase crítica.

En su intervención en los 'Desayunos Informativos de Europa Press', Zapatero ha señalado que cualquier negociación lleva su tiempo, sobre todo si implica modificaciones en el Estatuto de los Trabajadores y en el modelo social. En este sentido, recordó que la consecución del acuerdo de 1997 entre los agentes sociales durí más de un año.

En cualquier caso, el jefe del Ejecutivo está convencido de que "en pocas semanas" se habrá "despejado" el objetivo que representa la reforma del mercado de trabajo, un objetivo que dijo tener dos vertientes.

Por un lado, impulsar la estabilidad del empleo ante el "elevado" porcentaje de contratos temporales que existe actualmente, y por otro, adaptar el mercado laboral español "a una realidad globalizada" y a la necesaria competitividad, aspecto en el que, según Zapatero, el Gobierno está dispuesto a hacer un "esfuerzo importante".